jueves 2/12/21

Existen muchas formas de promocionar una empresa, pero muchas de ellas se han utilizado tanto que ya no sorprenden al posible cliente y dejan de ser efectivas. Una manera de promocionarse es regalando tarjetas USB personalizadas. Un pendrive es una herramienta que la mayoría de personas usan en su día a día, y si lleva el nombre de tu empresa grabado, ellos la recordarán al mismo tiempo que las personas de su entorno la puedan conocer.

Por ejemplo, las ferias son una gran oportunidad para darse a conocer, pero tienes que pensar una manera de distinguirte del resto de empresas que allí se encuentran. Para lograr esto, es una buena estrategia el regalar tarjetas USB personalizadas. Si tienes dudas sobre la eficacia de este método de promoción, veamos cuáles son las ventajas de usar las tarjetas USB personalizadas.

Una tarjeta USB es utensilio totalmente personalizable

Un USB es un utensilio que puede adquirir miles de formas (cuadrada, redonda, grandes, pequeños...), conque podrías elegir la forma que más atractiva te resulte y que más cuadre con tu empresa.

Además de la forma, puedes elegir el material con el que está hecho el pendrive. El mensaje y la imagen que quieras transmitir de tu empresa depende de muchos factores. Cualquier detalle se puede convertir en una carta de presentación de tu negocio.

Por ejemplo, si el USB está fabricado con materiales especiales como el bambú, lograrás mostrar así los valores de la empresa en favor del medio ambiente. Si en cambio optas un material como el plástico conjugado con unos colores llamativos puedes dar una imagen de empresa innovadora y moderna. Pide asesoramiento a la empresa donde los encargues que seguro que tienen buenas ideas para el diseño del pendrive.

Para transmitir la identidad de tu empresa, lo más útil es plasmar sobre la superficie de la tarjeta el logotipo de la empresa, una imagen, dirección, datos de contacto... Al tratarse de una superficie plana con dos lados, las tarjetas USB pueden plasmar bastante información corporativa de la empresa. De esta forma, con un solo vistazo ya puedes identificar la empresa y obtener los datos básicos sobre ella.

Pueden contener mucha información

La gran utilidad que puede tener una tarjeta USB en cuanto a la promoción de una empresa, no se debe únicamente al soporte en sí, sino también a toda la información que puede almacenar en su interior.

Si quieres aportar mucha información sobre tu empresa a un cliente, como algún ejemplo de los trabajos realizados, factores que diferencian a tu negocio del resto… tienes dos opciones. Crear libretos o panfletos informativos, lo cual resulta costoso y tiene un alto impacto ambiental.

Y la otra opción es aglutinar todos los datos y promociones de tu negocio en una tarjeta USB.  De esta manera consigues tener espacio prácticamente ilimitado, con un impacto ambiental muy reducido y de una forma más original.

Además, dentro de un pendrive puedes crear distintas carpetas para organizar mejor la información que se quiere transmitir. De esta forma, es más sencillo que el posible cliente consuma todo el contenido dirigido para él, aumentando así la efectividad de la campaña promocional.

Al ser un soporte digital, el abanico de posibilidades publicitarias se multiplica por mil, ya que puedes añadir videos promocionales, vínculos a la página web… digamos que en pendrive te da tantas posibilidades de publicitarte como tu mente pueda imaginar. Todo es cuestión de ingenio y de un buen asesoramiento.

Facilidad para emplearse como objeto publicitario

Una tarjeta USB es un utensilio que en la actualidad utiliza muchísima gente. Por esta razón, cuando ofrezcas el pendrive a los posibles clientes, seguro que estarán encantados en aceptarlo.

Además, al ser un objeto que se emplea en la vida cotidiana y normalmente fuera de casa, las personas que vean ese pendrive se pueden interesar y preguntar por su procedencia. Es decir, la promoción no se limita al cliente al que le das la tarjeta USB, sino todas las personas de su entorno que la vean se convertirán en posible cliente.

La originalidad te hará distinguirte

En la actualidad, los compradores y clientes de cierto mercado están acostumbrados a recibir regalos promocionales, ya sean bolígrafos, gorras, camisetas, vasos y un largo etcétera.

Por eso es importante que el elemento que utilices como medio publicitario sea original, como una tarjeta USB. Si los clientes de una feria reciben bolígrafos publicitarios en todos los stands, por ejemplo, el poder promocional que tenían mermará paulatinamente. Entonces, cuando reciban un objeto un poco más original, llamará su atención mucho más y se interesaran en esa empresa.

Aparte, al regalar un objeto de mayor categoría, el cliente tendrá la sensación de que es una empresa muy profesional y bien posicionada, ya que tiene el capital suficiente como para regalar pendrives a sus clientes.

Su formato facilitará su difusión

Un pendrive es un objeto pequeño que se puede llevar a cualquier parte. Es decir, el cliente que lo use no tendrá problema en llevarlo con él allá donde vaya y de esta manera la publicidad de tu empresa llegara a rincones insospechados.

Además, cuando tengas que trasladar todo el material publicitario a una feria, por ejemplo, agradecerás su pequeño tamaño. Cuanta más información almacenes en menos espacio, más sencilla resultará de trasladar.

Comentarios