sábado 12/6/21

Estrategia de SEO: Dominios expirados

Los nombres de dominio expirados pueden ayudarte a confeccionar tu estrategia de posicionamiento definitiva. Pero antes de ponernos a explicarte su importancia, debes comprender como funciona exactamente Google cuando creamos una nueva web

seo

No importa la calidad de tu página y la autoridad de los enlaces que le puedas meter. Durante los primeros meses de vida de la web, Google la introducirá en lo que se denomina como un sandbox. Digamos que es una especie de estado de transición que usa el buscador para determinar si la web tiene o no la calidad suficiente como para empezar a rankear, a alcanzar las mejores posiciones.

Estar trabajando durante meses sin obtener resultados no es algo del agrado de nadie… pero, por suerte, existen los dominios expirados.

¿Cómo nos ayudan los dominios expirados a saltarnos el sandbox?

seo-758264_1280.jpg

Los dominios expirados son dominios que en su tiempo pertenecieron a alguien pero que ahora, por diferentes circunstancias, están libres y los podemos comprar.

  • Puede que al dueño se le haya olvidado renovar a tiempo.
  • Puede que inició el proyecto y se cansó a mitad.
  • Quizá no le ponía el suficiente esfuerzo y nunca logró resultados.

En su momento, estos dominios ya fueron valorados por Google a través de su famoso sandbox. Por ello, una vez que los compramos, directamente podemos publicar contenido y descubriremos que se indexa con relativa rapidez (o está, por lo menos, es la teoría).

¿En qué tenemos que basarnos para comprar dominios expirados?

Ahora bien, no puedes comprar el primer dominio que te encuentras, ya que podrías llevarte alguna sorpresa desagradable. Estos son algunos criterios que debes sopesar:

1)     Revisión de enlaces de autoría

Lo interesante sería que la web tuviese algún enlace de autoría apuntándole. En su momento, el propietario de la web hizo las cosas medianamente bien y consiguió enlaces. No le sirvieron para subir (o no habría abandonado la web) pero al menos tenemos un punto de partida para no empezar desde 0.

2)     Revisión de enlaces tóxicos

Esto es muy importante. Herramientas como moz te indican los enlaces que apuntan al dominio expirado. Si los enlaces son de baja calidad, chinos o dudosos, no compres el dominio.

Probablemente fue una fuente de SPAM en el pasado y muy difícilmente podrás arreglar el problema.

3)     PA, DA y Spam Score

Hay varias métricas a tener en cuenta para considerar el valor de la web. Al comprar un dominio expirado, no nos vendría mal tener algo de PA y DA, aunque sea un 7. Estos valores nos dicen la popularidad de la web: a partir de 20-30 estamos hablando de un poder importante.

El Spam Score nos habla del porcentaje de spam que hubo en la web. Cuanto mayor sea el porcentaje, peor.

4)     Contenido antiguo

Además, usa el archive.org (máquina del tiempo online) para revisar el contenido que había antes en la web. Si estaba mal escrito, copiado o era SPAM, tampoco te interesa dicho dominio.

Ten presente estas indicaciones y podrás aprovecharte de los dominios expirados.

Comentarios