sábado 24/10/20

¿Qué es lo más importante a la hora de comprar el ordenador de mesa correcto?

Cuando uno piensa en comprar un ordenador de mesa, hay que valorar que no sólo se va a comprar el ordenador sino que se está comprando también el monitor que acompaña a ese ordenador, y se ha de realizar una compra inteligente pensando en las posibles actualizaciones y los posibles límites que podamos encontrarnos en un futuro
hombre trabajando

Por ello, debemos fijarnos en la pantalla antes de lanzarnos a comprar cualquier ordenador de mesa.

La pieza central de cualquier AIO (ordenador todo en uno, All in one) es la pantalla. Los AIO más baratos suelen traer de serie pantallas de menos de 23 pulgadas, que son ideales para espacios pequeños, como aulas o dormitorios. Así que lo ideal, si dispone de más espacio es buscar un AIO de más pulgadas y más grande, siendo las más grandes las pantallas de 34 pulgadas.

Con una pantalla de 23 pulgadas o más, podemos garantizarnos una resolución nativa de al menos 1.920 por 1.080 píxeles (también conocido como Full HD), y las pantallas más grandes serán aún más altas. En muchos casos, eso es hasta 4K (3.840 por 2.160 píxeles) para una pantalla de forma convencional, o 3.440 por 1.440 píxeles en una pantalla ultra ancha. Las altas resoluciones de ese tipo nos permiten visualizar múltiples ventanas al mismo tiempo, o ver una hoja de cálculo de tres a cuatro páginas de ancho. Así que, si la función del ordenador de mesa será multitarea, cuanto más espacio de pantalla, mejor que mejor.

Aunque no es una preocupación para aquellos con visión 20/10, una pantalla más grande y una resolución nativa más alta nos permitirá aumentar el tamaño de la fuente en documentos de Word o en hojas de cálculo de Excel, pudiendo mantener de esta forma una gran cantidad de información en la pantalla al mismo tiempo.

Otro factor a valorar dentro de las pantallas de escritorio, es que estas suelen a ser más brillantes que las pantallas de los ordenadores portátiles en general, y en base a este detalle, buscar la tecnología de conmutación en el plano (IPS) para obtener la mejor calidad de pantalla es también una buena idea. Las pantallas IPS son mejores en cuanto a la visualización fuera del eje, lo que significa que no tendrás que estar perfectamente centrado para ver colores precisos y todos los detalles de tus imágenes.

En cuanto a sí la pantalla es táctil o no, esta es una cuestión de preferencia meramente personal. Aunque esta opción hace que interactuar con las aplicaciones sea mucho más fácil que sino dispones de una pantalla táctil. Así que se habrá de valorar el fin y el uso habitual que le daremos al ordenador de mesa, porque habrá múltiples opciones donde elegir dependiendo de ello.

¿Qué es lo más importante a la hora de comprar el ordenador de mesa correcto?
Comentarios