domingo 5/12/21

Las claves de un buen mantenimiento web para un portal online moderno y eficiente

Montar un portal online no es una tarea sencilla. La competencia es cada vez mayor y las tecnologías cada vez avanzan más, en consecuencia ofrecer una experiencia en línea atractiva y que encaje con el público moderno es cada vez más complicado
ordenador (1)

No es un problema que se deba a falta de herramientas, porque hay cada vez más sistemas que facilitan la elaboración de páginas web, sino de corrientes y de audiencias. Estar al pie del cañón no es algo precisamente fácil.

Aunque lo es más poder mantener un buen mantenimiento web. De nada sirve montar el portal online más innovador, rompedor y puntero si, a la larga, se queda desfasado o no es capaz de ofrecer una experiencia de usuario satisfactoria. Muchos pasan por alto la importancia de contar con un equipo que se encargue de optimizar la web constantemente, arreglar posibles errores o incluso añadir nuevas funciones, y lo cierto es que es la verdadera clave del éxito de una página web en la red.

¿Cómo debe ser un buen mantenimiento web?

Para saber qué tipo de mantenimiento web necesita una página o, incluso, si realmente es necesario tenerlo, hemos consultado a un equipo de profesionales en mantenimiento y diseño web en Barcelona, Indian Webs. Esta plantilla, con una amplia experiencia en materia de diseño y desarrollo de páginas webs, está a la orden del día también en labores de mantenimiento como parte de sus servicios.

En realidad, toda página necesita que, al menos de vez en cuando, un equipo de profesionales la repase y la ponga a punto para que pueda seguir funcionando como es debido. Puede parecer que, con las herramientas y plataformas modernas, un servicio como este no es necesario, pero nada más lejos de la realidad.

Las tareas habituales

En una página web de empresa, o en cualquier portal que aspire a mantenerse como algo profesional, hay una serie de labores de mantenimiento que siempre están a la orden del día. La primera y más clara es la actualización del diseño. El equipo siempre debe estar atento a los cambios y tendencias en las experiencias de usuario que se mueven por la red para adaptar el portal a estas y conseguir que los usuarios estén lo más satisfechos posible con lo que la página brinda.

La actualización no se limita solo a la apariencia, también afecta al software interno, responsable de la gestión y puesta en marcha de todas las funciones del portal, como de los contenidos. Este último punto puede parecer poco interesante, pero una web que quiera mantener un buen tráfico de usuarios, o aumentarlo, debe estar sumando contenidos cada poco tiempo que toquen aspectos relevantes para el sector o público objetivo al que mira y que, además, estén bien tratados en cuanto a nivel de redacción y posicionamiento en buscadores. No son tareas sencillas, pero sí factibles con un buen equipo de mantenimiento cerca, desde luego.

Por otra parte, los equipos especialistas se encargan de realizar las copias de seguridad pertinentes para que, en caso de fallo crítico, la web pueda volver a su estado normal rápidamente y con las menores pérdidas posibles. Asimismo, y de la mano de esta tarea, está la protección frente a cualquier ataque, la toma de acciones rápidas en caso de errores en la página, arreglándolos en cuanto sea posible, y por supuesto la monitorización. Por los ojos de un equipo de mantenimiento web pasa siempre el estado del portal con el que trabajan, asegurándose de que todo funciona correctamente y actuando cuando hace falta.

Áreas clave a cubrir en una web

A partir de las tareas frecuentes del mantenimiento de una web, es fácil deducir cuáles son las áreas clave que un equipo debe tratar. La primera y más clara es la optimización del portal. Uno de los asuntos en los que más trabajan los especialistas es en el retoque tanto del backend como del frontend, o lo que es lo mismo, del diseño y del código de la web, para que esta funcione con la mayor rapidez posible. Es importante por dos cosas: afecta a la experiencia del usuario y al posicionamiento en buscadores. Y sí, esto influye muchísimo en el tráfico.

Otro punto vital que se debe cubrir en una web es su seguridad. Como ya hemos mencionado antes, los profesionales del mantenimiento digital se encargan de hacer copias de seguridad y reforzar los muros con los que evitar la infiltración de terceros con malas intenciones. Evitar troyanos, spyware o cualquier ataque que pueda derribar la página e inutilizarla es fundamental.

Por último están los contenidos. Si no hay contenidos de calidad y actualizados, no hay gancho con el que atraer al público a la web. Y sí, los responsables de mantenimiento también suelen cubrir esto.

Presupuestos más comunes

Las tarifas y presupuestos de los servicios de mantenimiento web son muy relativas. Todo depende del tipo de portal, de su tamaño, sus funciones, funcionamiento y el tipo de labores que necesite. Si la arquitectura es muy compleja, es habitual que el coste sea más elevado, por ejemplo, al igual que pasa en caso de buscar una importante mejora de diseño o de querer un seguimiento mucho más férreo en todo momento.

Hay empresas que ofrecen tarifas planas de mantenimiento por entre 100 y 300 euros mensuales, otras que ofrecen presupuestos más concretos en base al servicio que se solicite... Es muy variable, por eso lo mejor es contactar directamente con el equipo y consultarlo.

¿Realmente necesito un servicio de mantenimiento web?

La respuesta corta es un sí rotundo. La respuesta larga es que, obviamente, es necesario. Las páginas web tarde o temprano quedan desfasadas y requieren de profesionales que se encarguen de una buena puesta al día. Sea una página montada en WordPress o diseñada con código propio, siempre hará falta una mano, o un equipo de manos, que esté presente para arreglar cualquier posible error, reactivar el sistema en caso de que se sature o incluso implementar alguna nueva función que el propietario de la web considere necesaria.

Comentarios