sábado 28/5/22

Auditorías de software: la importancia de su control en las empresas

En cualquier organización de carácter empresarial, ya se trate de una pyme o una gran compañía, los procesos de seguimiento, monitorización y optimización son necesarios para prevenir los riesgos asociados a las auditorías de software que, de manera recurrente, llevan a cabo los fabricante

Imagen (5)

De esta forma, surge la necesidad de realizar auditorías internas de software en las empresas que validen el grado de cumplimiento del uso dentro del ámbito de los términos de licencia, para estar preparados ante posibles acciones externas por parte de dichos fabricantes.

La tecnología y la innovación son actualmente apartados imprescindibles para que las empresas funcionen y alcancen sus objetivos, de modo que hablar de gestión de los activos de software se ha convertido en algo esencial. De hecho, desde hace unos años los fabricantes vienen promoviendo campañas de auditorías de software, en ocasiones con gran intensidad, que han generado corrientes de preocupación entre sus clientes.

Por lo tanto, se impone la necesidad de anticiparse a estas acciones de los fabricantes, ya sea con el propio equipo del cliente o con una empresa especializada totalmente independiente, realizando auditorías internas de software de manera preventiva. Evergreen Compliance ofrece servicios independientes de análisis de la infraestructura y despliegue de software, así como de asesoramiento continuo, resolución de dudas y consultas, y apoyo en cualquier fase de los procesos de auditoría.

¿Qué consiguen las empresas al planificar auditorías tecnológicas internas?

 

La realización de una auditoría tecnológica interna resulta conveniente para empresas de cualquier tamaño, incluyendo también a las pymes, si bien es cierto que las grandes compañías tienen capacidad para dedicar más recursos y personal a controlar las nuevas tecnologías y los sistemas informáticos.

Mediante esta fórmula de control, y a través de expertos independientes, las organizaciones pueden disponer de gran cantidad de información y elementos necesarios para realizar mejoras en la parcela tecnológica, optimizando así la gestión de sus activos de software. Esto permite reducir al mismo tiempo los riesgos asociados a las auditorías.

En cualquier proceso de auditoría interna, la fase inicial es controlar el estado real de la empresa a través del análisis de los derechos de uso adquiridos. Las auditorías internas de software están encaminadas a optimizar la gestión del uso del software, mitigando riesgos con la certeza de que el objetivo último no consiste en facilitar la adquisición de nuevos productos del fabricante en cuestión.

Una vez inventariados los derechos de uso, se clasifican las diferentes tecnologías para analizar el uso objetivo que se está haciendo de los productos de software en la empresa. A partir de este grado de conocimiento, los responsables de la empresa conocen si el uso del software que se está llevando a cabo es el más adecuado según los términos de la licencia.

La elección de un software en detrimento de otro o de cualquier otro elemento tecnológico, ha comenzado a llevarse a cabo siguiendo criterios de licenciamiento o considerando los riesgos potenciales que implican las auditorías de software. También puede ocurrir lo mismo con el hardware, y es que cada vez es más frecuente que se tenga en cuenta su impacto en licenciamiento a la hora de optar por un determinado modelo o tecnología.

Beneficios del control de las licencias de software

 

Durante el proceso de auditoría interna y las auto-revisiones continuas, los responsables de la empresa, o en su caso expertos independientes, analizan el grado de cumplimiento del uso del software con relación a los términos contractuales de licencia para poder afrontar con seguridad las auditorías de software que anuncien los fabricantes, redundando en el beneficio para la empresa.

Hasta este conocimiento se llega analizando las estrategias de los fabricantes para realizar sus auditorías e identificando qué medios tecnológicos utilizar para determinar el uso que se está haciendo de los productos. A partir de ahí se podrán introducir en la organización nuevos procedimientos para reducir al máximo los riesgos asociados a las auditorías, y tener la seguridad y previsibilidad necesarias a la hora de utilizar los diferentes programas informáticos.

Como en cualquier proceso, la idea que rodea a la auditoría tecnológica interna es la mejora continua. Mediante el conocimiento de las distintas tendencias de auditoría software que llevan a cabo los fabricantes, los procesos de gestión de activos de software pueden irse adaptando progresivamente a las diferentes prácticas de la industria. Esto debe ir acompañado además del objetivo de optimizar el gasto.

Mediante esta mejora de los procesos de gestión de activos de software, se consigue igualmente un avance en los procesos estratégicos de la empresa. De hecho, la optimización en la gestión de activos de software suele acabar ofreciendo nuevas oportunidades de crecimiento en el mercado, lo que conlleva irremediablemente a poder introducir cambios en la estrategia empresarial.

Auditorías de software y los procesos participativos

 

Un último detalle en el que profundizar es el de la participación. Para que una auditoría interna de software sea completa y productiva en la empresa, cuantas más personas y departamentos intervengan en el análisis y contribuyan, mejores resultados se obtendrán.

En este tipo de control es imprescindible que participen los mandos ejecutivos así como las personas que vehiculan el proceso, pero también mandos intermedios y expertos que formalicen un inventario de todo el patrimonio tecnológico a analizar.

En este sentido, empresas independientes de consultores y auditores de tecnología son de gran utilidad para examinar y reconducir las estrategias tecnológicas de las empresas, reforzando la inversión en tecnología e innovación.

Auditorías de software: la importancia de su control en las empresas
Comentarios