sábado 28/11/20

4 apartados técnicos que explican el éxito de una página web

El éxito de una página web está muy supeditado al tráfico que sea capaz de generar, esto es, al conjunto de internautas que se pasan por el portal y realizan conversiones de uno u otro modo

Este tráfico web depende en gran medida del contenido que se genere y las técnicas de marketing online que se pongan en marcha, pero además existen otros factores de carácter técnico que hay que potenciar.

En este artículo os mostramos algunos aspectos técnicos imprescindibles para que una página web se cargue rápidamente, sea accesible desde cualquier dispositivo, ofrezca un buen contenido y, en definitiva, sea vista por los usuarios como un portal de garantías.

Interfaz intuitiva y agradable

La interfaz es la apariencia de la web, lo que ven los usuarios cuando acceden al portal y cómo navegan por ella. El diseño de la interfaz es clave en el desarrollo de un sitio web. Es importante que sea agradable, que tenga un funcionamiento óptimo y que la combinación de tonos, la tipografía, los mensajes que se publican, la jerarquía de la web… todo ello esté condicionado a la idea de que el internauta pase el mayor tiempo posible en el portal.

Por supuesto, es imprescindible garantizar un tiempo de carga lenta y una estructura bien diseñada, con categorías y apartados bien definidos que no generen confusión entre los usuarios.

El servidor y el hosting

La velocidad de carga está directamente relacionada con la calidad del servidor y el hosting. Un buen hosting consigue que la web almacene imágenes, información, vídeos… y que todo esto esté asegurado con un buen soporte técnico.

Los internautas rechazan las páginas web que no son suficientemente rápidas cargando, es decir, accediendo de un lugar a otro de la web. Esto se puede conseguir mediante la contratación de un servidor de calidad, que se pueden encontrar a buen precio. El portal especializado Evidalia Host ofrece servidores dedicados baratos que permiten contratar hosting para alojar múltiples dominios y administrarlos desde un único panel de control.

A la hora de contratar un servidor web potente hay que tener en cuenta consideraciones como las características de seguridad, las herramientas de publicación, la capacidad propia para manejar la programación, cómo funciona con el sistema operativo y otros servidores y cómo se integra con los diferentes motores de búsqueda.

Muchos emprendedores, cuando se inician en proyectos web, optan por los cada vez más populares hosting reseller, que permiten alojar muchos dominios que son controlados desde un único panel de control.

Los denominados hosting reseller son alojamientos web que permiten, en un mismo servidor, crear subdominios y agregar dominios externos. Se les conoce también por el nombre de hosting multidominio y con ellos se puede dar de alta a varios dominios dentro de las características contratadas con el proveedor de hosting.

Conexión y comunicación segura, el certificado SSL

Este es otro de los condicionantes que genera confianza entre los usuarios. Los certificados SSL aseguran la correcta comunicación a través de internet. Reciben este nombre por sus siglas en inglés, Secuye Sockets Layer, y sirven para que la privacidad de la conexión sea segura.

Estos certificados aseguran que la navegación se hace posible de manera segura y aportan tranquilidad a los usuarios, pues con ella acceden a direcciones URL que no compromete sus datos personales.

En tiempos en los que los intentos de robo de datos personales y utilización fraudulenta de esta información, garantizar a los internautas que se va a respetar su privacidad es un aspecto positivo para el propio sitio web.

El posicionamiento en la red y el diseño web

Un sitio web que cuide el SEO tiene más opciones de atraer la atención de los usuarios que uno que no lo hace. Es una cuestión puramente de visibilidad. El SEO es lo que permite que una web aparezca entre los primeros resultados de los motores de búsqueda.

Si Google posiciona un portal entre los primeros resultados, esto hace que el tráfico incremente, que el contenido se haga más visual y que puedan entrar en juego los aspectos tratados anteriormente: la velocidad de carga, la navegación segura del internauta, la interfaz agradable…

El SEO es una de las estrategias más relevantes en los procesos de marketing online de cualquier proyecto en internet. Este concepto ayuda a mejorar la reputación del portal y con él se pueden aumentar los ingresos.

Todos los condicionantes o las claves que estamos tratando aquí actúan de manera combinada, están muy ligadas entre sí. Así ocurre con el SEO y el diseño web, que es otro aspecto técnico a considerar.

En la actualidad, se hace cada vez más necesario adaptar las páginas web a los dispositivos móviles. Es lo que se conoce como diseño responsive. Si cada vez son más usuarios los que navegan por internet con su teléfono móvil o su tableta, resulta vital mejorar la apariencia de los sitios en internet para que su lectura y consulta sea cómoda desde esos dispositivos móviles.

Todos estos aspectos, y muchos otros que se pueden comentar, deben ser tomados en cuenta si lo que se busca en aumentar el tráfico y generar un nivel de conversión mayor entre los usuarios. Optimizar los sitios web es, en definitiva, una forma para atraer internautas al portal y generar un mayor impacto en la red.

Comentarios