miércoles 27/10/21

Una de las víctimas de Noelia de Mingo se refugió en una farmacia tras el ataque

Una de las dos mujeres a las que ha agredido con arma blanca en El Molar Noelia de Mingo, la médico que mató a tres personas en la Fundación Jiménez Díaz en 2003, ha huido del lugar del ataque, ocurrido en el interior del supermercado, y se ha resguardado en la farmacia que está en frente

farmacia

Así se lo ha confirmado a Efe una de las trabajadoras de esta farmacia, quien asegura que la agresora no ha llegado a entrar en su establecimiento y de momento la tienda sigue cerrada porque la Policía va a acudir a recabar pruebas, aunque están dispensando medicinas a quienes las necesitan a través del guardiero.

Al inicio ha habido cierta confusión sobre el lugar del suceso, añade, porque una de las víctimas, la dueña del supermercado, ha salido a la calle tras el ataque y se ha resguardado en la farmacia, instantes antes de que sus cuatro trabajadores cerrasen la puerta.

La mujer estaba “muy nerviosa y preocupada” por lo que hubiera podido suceder en el interior de su tienda, pero no presentaba heridas de gravedad y "se encontraba bien" cuando los sanitarios del Summa 112 la han trasladado a La Paz con pronóstico moderado.

Finalmente la atacante fue reducida por miembros de la Policía local en plena calle.

El suceso ha ocurrido a las 12:03 horas, cuando la Guardia Civil recibió una llamada alertando de que había una mujer muy alterada en el interior de un supermercado en la Avenida de España de El Molar.

La víctima más grave es una cajera, de 46 años, sufre una herida en el hemitórax izquierdo. Fue estabilizada por los sanitarios del Summa 112 y trasladada con pronóstico grave al Hospital 12 de Octubre.

La otra víctima es la dueña del supermercado, de 53 años, tiene cortes superficiales y también ha sido enviada a un centro hospitalario con pronóstico moderado.

La Audiencia Provincial de Madrid dejó en libertad en octubre de 2017 a Noelia de Mingo, condenada en 2006 a 25 años de internamiento psiquiátrico por matar a tres personas y herir a otras siete en el hospital Fundación Jiménez Díaz de Madrid.

Tras seis años interna, De Mingo comenzó en 2011 a disfrutar de salidas terapéuticas durante varios años, algunos de estos permisos de varios meses y que habían sido autorizados por un juez de vigilancia penitenciaria. En ninguna de estas salidas tuvo problemas.

Finalmente, en octubre de 2017, la Audiencia Provincial acordó sustituir el régimen interno de Noelia de Mingo por tratamiento ambulatorio y custodia familiar de tal forma que quedaba a cargo de su madre y bajo estricta vigilancia clínica de su psiquiatra de cabecera, quienes deberán informar de forma puntual de la evolución de su dolencia por si fuese necesario aplicar medidas terapéuticas de urgencia.

Los magistrado resolvieron que si bien De Mingo padecía una enfermedad para la que no se conoce cura, esquizofrenia paranoide crónica, se mantenía estable, no había vuelto a presentar desde su internamiento episodios de descompensación y era plenamente consciente de su dolencia.

Desde hace tiempo De Mingo reside en el municipio madrileño de El Molar, donde el médico del centro de salud lleva el seguimiento de su tratamiento. EFE

Comentarios