sábado 15/8/20

Rescatan a un octogenario que intentó hacer una vía ferrata en Cantabria

Agentes del Greim de Potes (Cantabria) han rescatado a un hombre, de 82 años y vecino de León, que intentó hacer la vía ferrata del desfiladero de La Hermida, pero que fue localizado tirado en el suelo en mitad de esa ruta de escalada de montaña, de madrugada, sin agua, sin ropa de abrigo y sin comida

Rescatan a un octogenario que intentó hacer una vía ferrata en Cantabria

Según relata la Guardia Civil en un comunicado, a las siete de la mañana del sábado este hombre se dirigió a la localidad cántabra de La Hermida con la intención de cruzar la vía ferrata, recorrido que inició a las 9.00 horas.

Una vez en ruta se encontró con un grupo de montañeros que le pidieron el número de teléfono con el fin de asegurarse de que el hombre, que estaba solo, no tuviera ningún percance.

La Guardia Civil explica que este octogenario llevaba un equipamiento adecuado para llevar a cabo la actividad, pero no lo estaba para poder pasar una noche a la intemperie.

A las 00.00 horas de ese sábado al domingo, cuando el grupo de montañeros se encontraba en el aparcamiento de La Hermida, donde el hombre había dejado estacionado su vehículo, al comprobar que no había regresado, decidieron avisar a la Guardia Civil de que no respondía al teléfono.

Cuatro agentes del Greim de Potes se desplazaron al lugar, donde decidieron dividirse en dos grupos: el primero inició la vía ferrata desde su inicio, supervisando toda la línea, cavidades y cuevas; y el segundo grupo, hizo lo mismo desde el punto final.

A las 2.30 horas de la madrugada, el segundo equipo logró localizar al hombre, que se encontraba tendido en el suelo, unos metros por debajo del collado “La Parcia”, sin alimento, sin bebida y sin ropa de abrigo.

Los guardias civiles le dieron bebida y comida, pero, ante la imposibilidad de trasladarle en ese momento debido a las malas condiciones físicas en las que se encontraba, los agentes decidieron hacer un vivac.

A las cuatro de la madrugada comenzó una fuerte tormenta con aparato eléctrico en la zona, por lo que montaron un punto caliente con mantas térmicas para evitar que el hombre perdiera calor y se mojara.

Cuando amaneció y mientras seguía lloviendo en la zona, se efectuó un rescate con el helicóptero de la Guardia Civil con base en Oviedo, que trasladó al hombre al mirador de La Hermida, donde estaban estacionados los vehículos del Greim, y desde allí se le acompañó al centro de salud de Potes. 

Comentarios