martes 30/11/21

Un policía detenido en Llinars fue tiroteado junto a un confidente en 2019

Uno de los cuatro integrantes de la Policía Local de Llinars del Vallès (Barcelona) detenido este martes por los Mossos d'Esquadra en una operación contra una red de tráfico de marihuana es el cabo que fue tiroteado en 2019 

mossos

Uno de los cuatro integrantes de la Policía Local de Llinars del Vallès (Barcelona) detenido este martes por los Mossos d'Esquadra en una operación contra una red de tráfico de marihuana es el cabo que fue tiroteado en 2019 cuando hablaba con un supuesto confidente que falleció en ese ataque.

Según han informado a Efe fuentes cercanas a la investigación, el cabo, que en el tiroteo del 12 de diciembre de 2019 salvó la vida ya que uno de los proyectiles impactó en su chaleco antibalas, es uno de los detenidos en esta operación, en que se investiga la supuesta colaboración de varios miembros de la Policía Local con una red dedicada al tráfico de marihuana.

El supuesto confidente, que conversaba con el cabo, falleció tras ser tiroteado hacia las 19.30 horas por un individuo vestido de oscuro que corría cerca de ellos y que, desde entonces, no ha podido ser identificado, según las fuentes.

El agresor, que iba encapuchado, era un hombre de complexión delgada y de 1,70 metros de altura, que sacó una pistola y disparó contra los dos hombres -el confidente y el cabo- hasta ocho veces.

El confidente logró agarrar por la mano al agresor para impedir que continuara disparando, pero finalmente una de las balas impactó en el chaleco antibalas del cabo.

El dispositivo de este martes, adelantado por El Periódico, se ha iniciado a primera hora de la mañana y sigue activo con un total de 28 registros en diversas localidades, sobre todo en Llinars del Vallès y Barcelona.

Una de las entradas se ha realizado en la comisaría de la Policía Local de Llinars, donde los Mossos han practicado por el momento cuatro detenciones.

Además de la sede de la Policía Local, los agentes de los Mossos han registrado otros domicilios y locales relacionados con esta red de narcotráfico, alguno ubicado en el polígono industrial Can Prat de Llinars.

Los Mossos estaban investigando esta red de narcotráfico desde hace varios meses y el juez que dirige la operación ha decretado el secreto de las actuaciones.

El mayor de los Mossos, Josep Lluís Trapero, advirtió el pasado viernes -en el acto del Dia de les Esquadres- sobre la expansión del tráfico de marihuana, ante el que cree necesario cambiar la percepción social e institucional, porque es una droga con cada vez más efectos entre los jóvenes, que se ha instalado de manera "alarmante" en el crimen organizado y que puede alimentar la corrupción.

En un comunicado, el Ayuntamiento de Llinars ha manifestado su "sorpresa" y "consternación" por estos hechos y ha anunciado que "llegará hasta el final con todas las consecuencias" y tomará "las medidas adecuadas" cuando disponga de toda la información.

Comentarios