martes 26/1/21

Piden 16 años para cuatro acusados de un secuestro en Errenteria y Alicante

Cuatro individuos se enfrentan a una petición de 16 años de cárcel por parte de la Fiscalía que les acusa de secuestrar a un hombre en Errenteria (Gipuzkoa), maltratarlo y trasladarlo hasta un piso franco de Alicante para reclamar un rescate de 500.000 euros a su hermano

El Ministerio Público también acusa en este mismo procedimiento judicial a un quinto hombre, propietario de la vivienda en la que estuvo retenida la víctima, para el que solicita cinco años de reclusión en concepto de cómplice.

El secuestro, ocurrido en diciembre de 2017, fue frustrado por la Guardia Civil, que liberó al perjudicado tras interceptar a los acusados en Cataluña, a bordo de dos automóviles distintos cuando intentaban huir a Francia después de un periplo de tres días por distintas provincias en los que no consiguieron su objetivo de cobrar el rescate.

Según el escrito de acusación provisional de la Fiscalía, al que ha tenido acceso efe, los hechos se produjeron sobre las 20.00 horas del 9 de diciembre de 2017, momento en el que, después de haberse puesto en "común acuerdo" sobre su "propósito criminal", los cuatro acusados principales esperaron en la calle de Errenteria a que su víctima abandonara su domicilio para presuntamente rodearla y comenzar a agredirle.

El documento aclara que los inculpados "se prevalieron de su mayor número" y de que el damnificado se encontraba solo, para "propinarle patadas y puñetazos en la cara", con ánimo de "menoscabar su integridad física" y "amedrentarlo" hasta que lo tiraron al suelo.

A continuación, según el relato del fiscal, los procesados presuntamente apuntaron al agredido con un arma de fuego en la cabeza, con la que también le golpearon, y le gritaron que le iban a matar.

Seguidamente, lo introdujeron "por la fuerza" en un vehículo y abandonaron "rápidamente" la localidad, desde la que se dirigieron a Alicante durante toda aquella noche y la madrugada siguiente, atravesando Navarra, Zaragoza, Tarragona, Castellón y Valencia.

La víctima, que se encontraba maniatada y fue golpeada también durante el trayecto, hizo el recorrido en un automóvil junto a tres de sus presuntos secuestradores, mientras que el cuarto les precedía en otro coche, en labores de "lanzadera", ante la posible presencia de controles policiales en la carretera.

Durante el desplazamiento, uno de los presuntos delincuentes hizo una llamada al hermano del secuestrado y, "con ánimo de obtener un beneficio patrimonial irregular", así como de "amedrentarle", le exigió medio millón de euros como condición para liberar a su pariente, al tiempo que le advertía de que "si no pagaba o contaba la situación a la Policía" acabarían con la vida de su allegado.

El hermano pidió entonces un plazo de "dos o tres días" para conseguir el dinero, a lo que su interlocutor respondió que volvería a llamarle más tarde.

Una vez en Alicante, la víctima fue conducida al domicilio del quinto procesado "mientras se efectuaban las negociaciones para el pago del rescate exigido", en el transcurso de las cuales los inculpados "efectuaron múltiples llamadas telefónicas" al hermano, en las que, entre otras amenazas, presuntamente le advirtieron de que su allegado se encontraba "muy lejos", le dijeron que ya sabía sobre quién iban a descargar su "ira" y le preguntaron si quería "encontrar su cabeza" delante de casa. EFE

Comentarios