martes 22.10.2019

Una niña herida por caída de cascotes de bóveda de la concatedral de Logroño

Una niña de unos diez años de edad ha resultado herida, con cortes en una pierna, al caerle cascotes del revestimiento de un techo de la concatedral de Santa María de la Redonda de Logroño, por un accidente ocurrido mientras se realizaban obras en la bóveda de una capilla

Una niña herida por caída de cascotes de bóveda de la concatedral de Logroño

Según han explicado fuentes de la diócesis de Calahorra y La Calzada-Logroño, el suceso se ha producido por un accidente en las obras que se realizan en la bóveda de una de las capillas del templo.

Poco antes de las dos de la tarde, una de las grúas en las que se trabaja ha impactado contra la pared de la bóveda y el impacto ha hecho que en el exterior de la zona dañada cayeran cascotes del revestimiento.

En ese momento visitaban la concatedral varias personas, entre ellas una familia con una niña, de unos diez años de edad, a la que le han caído estos cascotes causándole varios cortes en una pierna.

Poco después se han persona en la Redonda servicios de emergencias, que han trasladado a la niña al Hospital San Pedro de Logroño.

Además técnicos de los bomberos y de la sección de Patrimonio del Ayuntamiento de Logroño han realizad un examen del templo para comprobar los daños en la zona y el procedimiento a seguir para arreglar los desperfectos.

La concatedral de la Redonda es un templo cuya construcción comenzó en el siglo XVI, aunque no se concluyó hasta el XVIII, situado en el centro de Logroño.

Inicialmente, fue una colegiata, pero en 1959 la colegiata de Santa María de la Redonda fue declarada concatedral compartiendo rango con las históricas catedrales de Calahorra (siglo XV) y de Santo Domingo de La Calzada (siglo XI). 

Comentarios