sábado 27/11/21

Niega en el juicio que expoliara a enfermos de alzheimer en la Fundación Afal

Jaime C.M. ha negado este lunes en un juicio que se ha iniciado en la Audiencia Provincial de Madrid que se apropiara entre 2010 y 2014 de dinero de enfermos de alzhéimer que estaban bajo la tutela de la Fundación Afal, así como que fuera el director de la misma, y ha aclarado que era un mero empleado

villAfal afal

Jaime C.M. se enfrenta a dicha petición de pena como presunto autor de un delito de apropiación indebida.

También se sientan en el banquillo de los acusados la letrada de la fundación Mercedes D.M., para la que la Fiscalía pide cinco años de prisión y dos voluntarios de la entidad, que se enfrentan a peticiones de pena de 21 y 30 meses de prisión por el mismo delito.

A los acusados se les atribuye de la apropiación de más de ocho millones de euros de las cuentas bancarias de cinco de los enfermos de alzhéimer de los que la organización tenía la tutela y que derivaban a varias sociedades.

Asimismo figura como acusada otra voluntaria, para la que el Ministerio Público reclama un año de prisión por un supuesto delito de falso testimonio.

Durante su declaración Jaime C.M. ha mantenido que él era un empleado de la que era presidenta de la fundación, la ya fallecida Blanca C.J.

“Quiero que entiendan la relación jerárquica entre Blanca C.J. y yo. Se está dando por hecho que era una relación de igualdad, pero era una relación entre un superior y un empleado”, ha manifestado el acusado que ha insistido en que él solo realizaba funciones de gerencia -aunque oficialmente figuraba como director- y que la “dirección ejecutiva real era de Blanca C.J.”.

Según el escrito de Fiscalía, las transferencias realizadas desde entidades bancarias como Bankinter, La Caixa o Deutsche Bank eran “inconsentidas” o “injustificadas” y en muchas de ellas no consta quién de los acusados era el que ordenaba dichos movimientos pues se hacía por internet, algo que Jaime C. ha negado, y ha asegurado que, a pesar de tener las claves, nunca las activo: “Ella -en referencia a Blanca C.J.- tenia la suya y yo tenía la mía”.

Además, Jaime C.M. ha afirmado que ni la acusada Mercedes D. ni él tuvieron ninguna competencia en Villafal, una residencia de lujo para ancianos con azhéimer.

“Yo no sé dirigir residencias, no es mi negocio ni mi capacidad profesional”, ha señalado el acusado, que ha añadido que “lo que blanca C, hacía estaba oculto ante la contabilidad”.

En la jornada de este lunes también ha declarado uno de los voluntarios acusados que ha asegurado que solo se encargaba de ir a los pisos de los tutelados gestionados por Mercedes D..

Ha añadido que solo se encargaba de “recoger el correo, encender las luces, cambiar las persianas de posición…” y ha afirmado que no tenía conocimiento del origen de las transferencias que le llegaban a su cuenta. "La fundación me pagaba", ha dicho. EFE

 

Comentarios