jueves 13/8/20

Jurado popular declara a una madre culpable de asesinar a su bebé en Granada

Un jurado popular ha declarado este jueves culpable a la madre juzgada esta semana en la Audiencia de Granada por asesinar a una bebé cuyo cadáver fue hallado en un vertedero del municipio de Alhendín en enero del 2018, según han informado esta tarde fuentes del caso

Jurado popular declara a una madre culpable de asesinar a su bebé en Granada

El veredicto de culpabilidad se produce horas después de que las seis mujeres y los tres hombres del jurado popular constituido para juzgar tanto a la madre como al abuelo de la bebé -también acusado- hayan recibido a primera hora de esta tarde el objeto del veredicto.

Durante el juicio, Fátima A. O., de 25 años, reconoció que tuvo a su bebé sola, se sintió abandonada y cogió a la recién nacida y le dio un golpe contra la pared.

En la misma línea, el también acusado y abuelo materno de la víctima, quien también ha sido declarado culpable de abandonar a la menor por parte del jurado, sostuvo que ayudó a su hija a limpiar la habitación en la que registró el alumbramiento y la muerte de la bebé y que se encargó después de meter el cadáver en una bolsa y depositarlo en un contenedor de otro municipio.

Los hechos se remontan al 16 de enero del 2018 cuando trabajadores de la planta de basuras de Alhendín (Granada) hallaron el cuerpo de la bebé, cuya autopsia apuntó que había nacido viva, sana y a su tiempo, y que presentaba un traumatismo craneal, entre otras fracturas.

La Fiscalía presentó este miércoles sus conclusiones definitivas y mantuvo la petición de prisión permanente revisable para la acusada por un delito de asesinato, una pena que la defensa de Fátima ha reducido a 25 años de cárcel por una eximente muy cualificada.

También modificó el relato de los hechos atribuido al abuelo de la víctima, a quien acusa finalmente de un delito de abandono de menor.

En la sesión del miércoles, los peritos encargados de analizar el cadáver de la bebé explicaron que presentaba una fractura en el hueso occipital del cerebro con restos de hemorragia, lo que demuestra que recibió un golpe cuando estaba viva, junto al menos otras tres fracturas también en la cabeza ya sin que le latiera el corazón.

Presentaba igualmente lesiones en la laringe con infiltrado de sangre, heridas provocadas por una "presión ejercida desde fuera" que bien podría ser un golpe seco o fuerza sobre la bebé como si la agarraran del cuello para ahogarla.

Entre las lesiones del cuerpo de la víctima, los peritos han apuntado las que presentaba en la tiroides, con hemorragia, y han recalcado que "la violencia necesaria" para estas heridas es "mucho menor" que en otras causas por ser una recién nacida.

Comentarios