lunes 6/12/21

La jueza del caso Alcàsser ordena inspeccionar los coches de Ricart y Anglés y el análisis de pelos guardados

La jueza ha ordenado a Toxicología el análisis de más de 50 pelos que fueron descartados en su momento y algún indicio genético de las victimas en los coches 

Alcàsser
Caso Alcàsser

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 6 de Alzira (Valencia) ha acordado remitir al Instituto Nacional de Toxicología pelos y otras evidencias relacionadas con el triple crimen de Alcàsser para el análisis del ADN. 

También se ha ordenado una nueva inspección ocular de los vehículos de Miguel Ricart y Antonio Anglés por parte del Equipo Central de Inspecciones Oculares (ECIO) de la Guardia Civil que aún están guardados desde 1993 preservando todavía la cadena de custodia.

En una providencia, la nueva jueza, a quien pasaron el caso, ordena la búsqueda de "indicios genéticos" en los coches que puedan pertenecer a cualquiera de las tres niñas asesinadas, con las técnicas actuales de revelado de sangre y fluidos, que no se encontraron en su momento.

Varios agentes acudirán al depósito de vehículos de Valencia para inspeccionar ambos coches, a petición de una de las acusaciones populares en la causa.

Junto con la inspección de los vehículos, la jueza ha ordenado a Toxicología el análisis de más de 50 pelos que fueron descartados en los estudios genéticos que se llevaron a cabo en los años 90 y que permanecen custodiados.

Antonio Anglés es el principal sospechoso del secuestro, violación y asesinato de Míriam, Toñi y Desiré, las tres adolescentes de Alcàsser desaparecidas en noviembre de 1992 y cuyos cuerpos fueron encontrados en una fosa del paraje de La Romana en enero de 1993.

Por el triple crimen fue condenado Miguel Ricart a 170 años de prisión, aunque salió de prisión en 2013 tras desactivarse la doctrina Parot, Antonio Anglés desapareció creyéndose ahogado escapando a Irlanda. 

Comentarios