lunes 14.10.2019

Investigan la expulsión de un niño autista de un campamento en Madrid

El Ayuntamiento de Torrejón de Ardoz (Madrid) está investigando la expulsión el pasado viernes de un campamento municipal de un niño con Trastorno del Espectro Autista (TEA) que este jueves ya se ha incorporado a otro organizado en su centro escolar

Investigan la expulsión de un niño autista de un campamento en Madrid

Los padres de M.A. denunciaron el miércoles en Telemadrid que el niño llevaba tres días asistiendo al programa de verano cuando el viernes pasado recibieron una llamada telefónica del campamento -dependiente de la Concejalía de Deporte- en la que les informaban de que no podían atender las necesidades del menor.

El alcalde de Torrejón, Ignacio Vázquez, ha indicado que el Ayuntamiento investigará “si existió negligencia a la hora de valorar el caso”, al no haber derivado al niño a otro recurso municipal, si bien sostiene que se trató de un caso “fortuito y concreto que ya se ha solventado”.

Según señalan fuentes municipales, después de que el número de participantes en la actividad se cuadruplicara, “los técnicos valoraron que por el ruido que existía era conveniente apartar al niño de la actividad, ya que no disfrutaba y podía afectar a su salud”.

El niño se ha incorporado este jueves a la actividad municipal 'Colevacaciones', un campamento estival que tiene lugar en su centro escolar.

“Quizá el mayor error haya sido no haber sabido informar y derivar al niño a este otro recurso que es ‘Colevacaciones’, que depende de la Concejalía de Educación, está más preparado y cuenta con profesionales más acostumbrados a trabajar con niños con necesidades especiales”, ha explicado el alcalde.

Según fuentes municipales, el Ayuntamiento conoció lo sucedido a través de la prensa, ya que “no se había presentado ningún tipo de recurso o queja”.

Indican también que en el mismo campamento participan otros niños con TEA, con Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH) o con discapacidad visual.

El alcalde se reunió el miércoles con los padres del niño para “conocer su situación de primera mano e informarles de que existe este otro recurso que es ‘Colevacaciones’, que además está en el propio centro donde el niño cursa sus estudios”.

Además, les trasladó sus “más sinceras disculpas por lo ocurrido”, que a su parecer es una “situación anómala pero en la que no hubo ninguna intención de causar problemas al niño”.

Comentarios