viernes 14/5/21
Sucesos y humor

Hombre rocía con agua hirviendo al conductor que le pidió ponerse la mascarilla

¡Hasta la mascarilla! Así debía sentirse el sujeto que decidió rociar con agua caliente de su termo al conductor de una línea de autobuses uruguayas, cuando este le exigió ponerse la mascarilla para subirse al vehículo y realizar el trayecto

Conductor con mascarilla
Conductor con mascarilla

¡Ni Adam Sundler en la peli de 'El Halloween de Hubie!': ¡no sin mi termo!

Así debió sentirse el protagonista de este suceso quien, según informó 970 Noticias, se subió en la terminal del Cerro (Montevideo), a la línea 185 de un autobús de Cutcsa, sin proteger su nariz y boca con una mascarilla. Cuando el conductor se percató de que el señor no la llevaba, le comentó que no podría viajar sin una y fue entonces que el individuo se calentó, como su termo, y decidió arrojarle al pobre trabajador toda el agua hirviendo que llevaba en él. Toda una anécdota que terminó con el conductor atendido por quemaduras leves en el antebrazo y resto del cuerpo.

¿Obligación del trabajador o del cliente?

Esta fue la cuestión que puso en entredicho el supuesto agresor según informó el presidente de la línea de autobuses, Juan Salgado, al digital: "El conductor es un veterano, una persona muy calma. Le dijo el hombre que se pusiera el tapabocas y este hombre ya desde el principio le señaló que la obligación era del chofer, que debía tener tapabocas para la gente. El conductor le dijo que se habían entregado decenas de miles y que los conductores también tenían pero que a veces se les terminaban, pero que al menos se tapara con su ropa para pasar hasta el fondo. La tesitura del pasajero fue que no, que no iba a hacer nada. Empezó a tirarle agua del termo en la cara y el cuerpo", a lo que añadió: "Tuvo que parar y gracias a que es un buen transportista no pasó a mayores la situación".

¿Negacionista?

Resulta sorprendente que la supuesta agresión se produjera el pasado 13 de noviembre, o sea, antes de ayer, con un cierto recorrido ya entre la población uruguaya del uso de la mascarilla o, como ellos la llaman, tapabocas. Si bien las cifras oficiales del país apenas reportan algo más de 3.800 casos de Covid-19 y 64 fallecidos, lo cierto es que las reales podrían ser bastantes más y la población es consciente de la situación, utilizando por ello con diligencia las mascarillas.

Pudo haber ido a mayores

Salgado subrayó que "hay gente que no entiende que nos tenemos que cuidar todos" y, "si realmente se había olvidado del tapabocas, hay que tratar de decirlo de algún modo para no tener problemas, no provocando al conductor que es un trabajador más que tiene que cumplir con una función". Por su parte, el conductor interpuso la correspondiente denuncia, así como el departamento jurídico de la compañía de autobuses. Si bien el individuo supuestamente agresor no fue detenido, se cree que en breve será encontrado. El presidente de la línea de autobuses sentenció: "La gente cumple. En este caso, ya subió de mal talante y gracias al conductor que no pasó nada peor".

Por suerte, todo se quedó en un simple susto y el supuesto arma de la agresión fue "tan sólo" un termo con agua caliente. Todos sabemos lo incómodo que es estar en espacios públicos cerrados con mucha gente y mascarilla, sin poder respirar bien, pero, ¿de verdad la solución era pagarlo con el pobre trabajador?

 

Comentarios