Jueves 16.08.2018
Parricidio en La Orotava

Encuentran muertas y abrazadas a una madre con sus dos hijas y al marido ahorcado

Las tres abrazadas: Paula Teresa, de 32 años, y sus dos hijas, de 2 y 5 años. Junto a ellas el perro de la familia muerto, posiblemente envenenado. Las pequeñas podrían mostrar síntomas de haber sido envenenadas también. El padre, brigada del Ejército de 45 años, se había ahorcado 

Imagen de la vivienda en La Orotava.
Imagen de la vivienda en La Orotava.

Ocurre en muchos crímenes de violencia de género. Nadie lo esperaba porque eran "una familia normal", como la de Paula Teresa e Israel. Hace unas horas incluso habían estado con las niñas en una celebración familiar. Pero, de repente, este militar se colgó de una polea y se quitó la vida, posiblemente después de matar a su familia. Dejó una carta en la que reconocía que lo había hecho porque tenía problemas familiares y económicos.   

Los cadáveres han sido localizados en su vivienda de La Orotava, al norte de Tenerife, donde agentes de la Policía Judicial de la Guardia Civil investigan lo ocurrido. El concejal de Seguridad, Narciso Pérez, ha precisado que la Guardia Civil recibió una alerta de la familia de ella. No podían contactar con la familia y se asustaron. Al acceder al interior de la vivienda, situada en la calle Cruz de los Martillos, los agentes encontraron los cuatro cadáveres

Las hipótesis se mantienen abiertas y los agentes siguen trabajando en la vivienda para recabar más indicios sobre lo ocurrido a la espera de que en las próximas horas se practique la autopsia a los cuerpos con el objetivo de determinar la causa de las muertes. El cuerpo del hombre ha aparecido ahorcado con una cuerda. Los cuerpo sin vida de su mujer y sus dos hijas de 2 y 5 años han sido encontradas en una habitación de la vivienda, abrazados y con signos de posible envenamiento, según indicanfuentes de la investigación.

Sin denuncias por violencia de género

El hombre no tenía denuncias previas por violencia de género. El alcalde de la localidad, Francisco Linares, ha desmentido que se hubieran producido disparos en la casa. 

La familia de la mujer muerta vive en la casa colindante a la de la pareja, y hasta allí se han desplazado psicólogos del Servicio de Urgencias Canaria para prestar asistencia a la familia.

Los cadáveres han sido trasladados al Instituto de Medicina Legal donde van a ser realizadas las autopsias.

Comentarios