viernes 25/6/21

Hasel vuelve a pedir la suspensión de su condena a días de entrar en prisión

El rapero Pablo Rivadulla Duró, conocido como Pablo Hasel, ha lanzado el último intento para que la Audiencia Nacional suspenda la ejecución de su condena de nueve meses de cárcel por enaltecimiento del terrorismo e injurias a la monarquía, a días de que se cumpla el plazo para que ingrese en prisión

hasel

Según informan a Efe fuentes jurídicas, este viernes vence el plazo de diez días que el tribunal dio a Hasel para entrar voluntariamente en prisión, algo que el rapero leridano ha reiterado que no hará, en cuyo caso la Sala tendría que dictar una orden de detención contra él.

El tribunal rechazó hace unas semanas suspender la ejecución de la segunda condena de Hasel; una decisión que su defensa ha recurrido recientemente en un escrito del pasado 4 de febrero y al que ha tenido acceso Efe este martes.

En el recurso de súplica, que no suspende la orden de ingreso en prisión, la defensa alega la "gran alarma social" que ha generado la condena y "que diferentes entidades y personalidades del ámbito jurídico (...) anticipan una más que probable censura nacional e internacional del Reino de España" por su entrada en la cárcel dada "su dedicación artística y los propios hechos imputados".

Cree que la Sala no ha hecho "una valoración correcta" del caso y argumenta que los hechos por los que debe entrar en prisión comenzaron en marzo de 2014, un año antes de que se dictase la primera condena firme contra él por enaltecimiento del terrorismo, de modo que "en el momento que se inicia la comisión", él "carecía de antecedentes penales".

La Audiencia, en contra del criterio de la Fiscalía, rechazó suspender la segunda condena de Hasel dado su "historial delictivo" y afirmó que ni sus "circunstancias personales", ni la naturaleza de los hechos, ni su conducta "puede hacerle merecedor de tal beneficio".

Hasel fue condenado en 2014 a dos años de cárcel por enaltecer en sus canciones el terrorismo de ETA, los Grapo, Terra Lliure o Al Qaeda, castigo que la Audiencia sí dejó en suspenso.

En 2018 volvió a ser juzgado por el mismo delito y otro de injurias a la monarquía y a las fuerzas de seguridad. En un principio fue condenado a dos de años de prisión, pero la Audiencia rebajó la pena a nueve meses, que el pasado junio ratificó el Tribunal Supremo en una sentencia que contó con el voto particular discrepante de dos de los cinco magistrados.

A raíz de su caso, más de 200 artistas, entre ellos Pedro Almodóvar, Joan Manuel Serrat, Javier Bardem, Fernando Trueba o Vetusta Morla, han firmado un crítico manifiesto en el que reclaman su libertad.

El Gobierno informó ayer por la noche de que planteará una revisión de los delitos relacionados con excesos en el ejercicio de la libertad de expresión de tal manera que los cometidos en el contexto de manifestaciones artísticas, culturales o intelectuales, no tengan un castigo penal. EFE

Comentarios