jueves 20/1/22

Fiscal pide 25 años para la novia del hombre cuyo cráneo apareció en una caja

El Ministerio Fiscal solicita 25 años de cárcel para la mujer detenida en Castro Urdiales en 2019, después de que la Guardia Civil localizara el cráneo de su pareja en una caja, que ella había dejado a una amiga, unos hechos por los que permanece en prisión provisional desde entonces

castro urdiales

Fuentes de la Fiscalía de Cantabria han informado a Efe de que ha presentado ante el Juzgado de Instrucción número 3 de Castro Urdiales, que se ocupa de la causa, su escrito de acusación contra esa mujer, Carmen M.G., de 61 años, natural de Sevilla, pero que se trasladó hace años a la localidad cántabra, en la que conoció a la víctima, un exempleado de banca que residía también allí.

La Fiscalía considera a esa mujer, para la que solicita 25 años de prisión, autora de un delito de asesinato con alevosía con imposibilidad de defensa y agravante mixto de parentesco.

En su escrito, la Fiscalía también reclama que la acusada indemnice a los dos hijos de la víctima, a su hermano y a su primo.

Según el ministerio público, Carmen M.G., "movida por un interés económico", urdió un plan para acabar con la vida del que era su novio desde hacía dos años, Jesús María B.R. un bilbaíno de 67 años con el que convivía en un piso de Castro Urdiales.

Tras la desaparición durante meses de Jesús Mari, en concreto desde abril de 2019 su familia no sabía nada de él, en septiembre de ese año una amiga de la acusada avisó a la Guardia Civil que salía un olor muy fuerte de una caja que la mujer había llevado a su casa para que se la guardara.

Los agentes localizaron dentro de la caja el cráneo del hombre, aunque después de más de dos años no se sabe dónde está el resto del cuerpo de Jesús Mari.

La mujer fue detenida el día después de que se localizara el cráneo de su pareja, desde entonces permanece en prisión provisional en la cárcel de El Dueso, en Santoña, y se ha negado en varias ocasiones a declarar ante el juez que se ocupa de la causa.

La Fiscalía asegura que la mujer planeó el crimen para cometerlo en el interior del domicilio y así evitar la presencia de terceras personas y que le suministró a la víctima un fármaco sedante para adormilare.

En el juicio oral, la Fiscalía propone interrogar a la acusada, la declaración de catorce testigos y diversas periciales.

Además, pide una indemnización de 20.000 euros por daños morales para cada uno de los cuatro familiares de la víctima (los dos hijos, el hermano y el primo).

En el caso del primo y el hermano de la víctima, la Fiscalía ha ofrecido acciones para que manifiesten si desean personarse o quieren reclamar una indemnización como perjudicados. EFE

Comentarios