sábado 16/10/21

El dueño del piso de Torrevieja amenazó con volar el edificio, según vecinos

Los vecinos de la vivienda de Torrevieja (Alicante) donde ha habido una gran explosión la pasada madrugada por gas butano han manifestado que el dueño de ese domicilio había amenazado en numerosas ocasiones con "volar" el edificio

TORREVIEJA

La deflagración ocurrió minutos antes de las 6.20 horas en una casa del cruce de la avenida Diego Ramírez y la calle Apolo, y se ha saldado sin heridos pese a que ha provocado importantes destrozos en 14 viviendas de la misma planta y otros menores en los pisos superiores.

Aunque en un principio se buscó entre los escombros al dueño de la casa, finalmente se ha comprobado que no está y en estos momentos se busca su paradero, con el fin de determinar su posible implicación en el siniestro.

En declaraciones un portavoz de los bomberos ha informado de que este hombre "había amenazado con que iba a volar el edificio" en varias ocasiones y que, por ello, algunos de los vecinos le habían denunciado.

Dentro de la vivienda había 9 botellas de gas butano, 3 de cámping gas, botes de pintura y latas de gasolina "estratégicamente repartidas" por las estancias, según el bombero, quien ha señalado que a la luz de todos estos indicios "cabe pensar que había una intencionalidad para que se produjera la explosión".

La deflagración ha afectado a las catorce viviendas de la primera planta del edificio y en la segunda altura ha habido también algún destrozo pero más leve, mientras que en la fachada de enfrente también se aprecian impactos de metralla.

La estructura del edificio, según el bombero, no se ha visto dañada, según un primer informe de los servicios municipales de arquitectura de Torrevieja.

En principio y según el consistorio, las plantas dos y tres se encuentran en buen estado para que los vecinos puedan, a lo largo del día, regresar a sus viviendas.

Un vecino puerta con puerta ha indicado que el dueño del piso donde ha habido la explosión "está mal de la cabeza" y que él le ha puesto varias denuncias por amenazar a los vecinos, incluidos a sus hijos, la última ayer mismo.

Por ello, este vecino que es taxista cree que esta denuncia pudo suponer "la gota que colmó el vaso" para que el hombre pusiera en práctica sus amenazas de hacer volar el inmueble.

Ha relatado que por la difícil situación decidió ayer que su mujer e hijos fueran a dormir a casa de su suegra y que él pernoctó en el sofá del salón, lo cual le ha salvado porque el dormitorio da pared con pared con la vivienda de la deflagración.

"De mi casa lo único que ha salvado es el comedor (donde él ha dormido) y parte de un cuarto de baño".

Otro vecino de la tercera planta ha manifestado que "la explosión ha sido enorme" y ha añadido que le "ha tocado la lotería" porque no ha sufrido daños ni él ni sus vecinos, y ha confesado que no preveía que hubiera una situación así.

El dueño de la viviendo sigue siendo objeto de búsqueda por la Guardia Civil sin que haya aún noticias de su localización.

Comentarios