sábado 15/5/21

Cinco detenidos, cuatro ya en prisión, e incautados 7 kilos de cocaína

La Guardia Civil ha aprehendido en Córdoba siete kilos de cocaína a una organización criminal que utilizaba patinetes eléctricos para realizar los transportes de la droga con el objetivo de dificultar los posibles seguimientos policiales, en una operación que se ha saldado con la detención de cinco personas, cuatro de ellas ya en prisión

cocaína

Fuentes del instituto armado han señalado este miércoles a Efe que dos detenciones se efectuaron en uno de los movimientos de la droga, una cuando abandonaba uno de los inmuebles utilizados para el almacenamiento y adulteración de la sustancia ilícita y la otra mientras realizaba labores de vigilancia para detectar la posible presencia policial en la zona.

Las otras tres lo fueron como consecuencia de los registros llevados a cabo en los tres puntos dotados de material y enseres para la adulteración de droga, donde también se intervinieron los siete kilos de cocaína otros y 10,5 de sustancia de corte, 3.675 euros y 8.700 dólares americanos en billetes fraccionados, tres vehículos, numeroso material electrónico y documentación de interés para la investigación, señaló la Guardia Civil en un comunicado.

La operación, denominada 'Cubilán por los investigadores y desarrollada desde junio del pasado año por el Equipo de Delincuencia Organizada y Antidroga de la Comandancia de la Guardia Civil de Córdoba con apoyo de la Unidad de Seguridad Ciudadana, comenzó cuando se detectó la presencia en la ciudad de un grupo de personas que se dedicaba a la adquisición, adulteración y distribución de importantes cantidades de cocaína de gran pureza.

Las primeras investigaciones determinaron de que se trataba de una organización perfectamente estructurada y jerarquizada, liderada por una persona de origen latinoamericano con numerosos antecedentes por tráfico de drogas, donde cada uno de los integrantes tenía una tarea claramente definida, que iba desde la custodia de la sustancia estupefaciente hasta la planificación y realización de las medidas de seguridad a desarrollar durante las actividades ilícitas.

El grupo, conforme a las conclusiones de la Guardia Civil, utilizaba inmuebles para la ocultación y adulteración de la droga alejados de los domicilios utilizados como residencia por sus integrantes, otras de las argucias que para dificultar una posible acción policial.

El instituto armado decidió detener a uno de los integrantes de la organización tras tener conocimiento de la recepción de una importante cantidad de droga al salir de uno de los puntos de adulteración, cuando llevaba encima una pequeña cantidad de cocaína y 2.200 euros en efectivo, junto a un segundo miembro de la trama que hacía las labores de contravigilancia.

Tras este operativo y tras ubicar los otros inmuebles, se desencadenaron los registros y el resto de las detenciones, aunque las investigaciones continúan abiertas y no se descartan nuevas actuaciones y detenciones. EFE

Comentarios