viernes 14/5/21

Detenido un segundo sospechoso por el cadáver hallado en un maletero en Girona

Los Mossos d'Esquadra han detenido este viernes en Martorell (Barcelona) a un segundo sospechoso de haber participado en el crimen del vecino de Roses (Girona) hallado muerto el lunes en el maletero de su coche en ese municipio, un detenido que ya fue condenado en 2005 por otro homicidio

mossos

Según fuentes próximas a la investigación, esta segunda persona, de 38 años, compartía vivienda con la víctima, A.H., de 42 años, igual que lo hacía el primer apresado, todos de origen marroquí.

El sospechoso se había refugiado en casa de un familiar en Martorell y cuando iba a ser detenido, ha presentado resistencia y ha intentado huir.

La primera detención se produjo la madrugada del día 14 y se trataba del hombre que acompañaba al hermano de la víctima cuando el lunes pasado localizó el cadáver con heridas de arma blanca y tapado con una bolsa de basura y mantas.

Este primer apresado ha pasado este viernes a disposición del juzgado de guardia de Figueres (Girona) a la espera de que se decida si ingresa en prisión provisional o queda en libertad.

El segundo ya fue condenado a diecisiete años de cárcel en 2005, cuando tenía veintiuno, por la Audiencia de Girona por asesinar a puñaladas a un joven en el núcleo de Empuriabrava, en el municipio de Castelló d'Empúries, en agosto de 2003.

El jurado popular le consideró en su veredicto culpable y la sentencia, de la que fue ponente la magistrada Carme Capdevila, consideró probado que la madrugada del 17 de agosto de 2003 el procesado estaba en compañía de la víctima, un joven francés, en el interior de un descapotable que quería comprar.

Entonces y de manera sorpresiva, le asestó varias puñaladas en el abdomen y el tórax de ese ciudadano de Francia que, al haber consumido alcohol, tenía su capacidad de reacción disminuida.

Para la magistrada, a pesar de que hubiese habido una discusión previa por el precio del coche, la víctima no tuvo ninguna oportunidad de defenderse, porque el ataque era imprevisible.

Además, cuando el joven francés agonizaba, el ahora detenido bajó del coche y le acuchilló en el cuello otra decena de veces aprovechando que no se podía defender.

Por este crimen, esta persona entró en prisión el 20 de agosto de 2003 y, justo unos meses antes, en mayo, los Mossos le detuvieron después de que el dueño de un establecimiento de venta de vehículos le denunciara porque se había llevado para probar un BMW y no lo había devuelto.

Ahora, de nuevo apresado, permanecerá en la comisaría hasta que los agentes del Área de Investigación Criminal, que llevan la investigación, lo pasen a disposición del juzgado de instrucción número 5 de Figueres, que mantiene por el momento el secreto del sumario. EFE

Comentarios