martes 11/5/21

Estrella Digital

Detenido un presunto depredador sexual que abusó de al menos dos menores

La Guardia Civil ha detenido en Arcos de la Frontera (Cádiz) a un presunto depredador sexual de 41 años que, a través de una App de citas para adultos homosexuales, contactaba con menores para después abusar de ellos, incluso ofreciéndoles estupefacientes para vencer sus reticencias

jovenes

En la denominada Operación GABIS han sido localizados dos jóvenes de 13 y 14 años que fueron víctimas de este hombre, aunque los investigadores continúan las pesquisas para determinar si hubo más, según ha informado la Guardia Civil en un comunicado.

El detenido, que ya ha ingresado en prisión, fue localizado después de que agentes de la Guardia Civil tuvieran conocimiento de que un menor de Arcos de la Frontera podría haber sufrido abusos sexuales de un adulto.

El joven había sido captado a través de una aplicación de contactos para terminales móviles, cuyo objetivo es concertar citas de carácter homosexual entre mayores de 18 años, a la que los menores pueden acceder mintiendo sobre su edad.

Los guardias civiles del Equipo de Delitos Contra las Personas-EMUME de Cádiz emprendieron entonces una investigación que suponía "un desafío", dado que este tipo de delincuentes "se muestran sumamente activos a la hora de captar a sus víctimas, y más aún cuando de menores de tan corta edad se trata", explica el comunicado.

Los agentes tenían un gran conocimiento de la aplicación móvil en la que se movía el depredador ya que la investigaron a fondo para llevar a cabo la Operación PROMISES, en la que el pasado mes de junio liberaron a siete jóvenes de origen sudamericano, uno de ellos menor de edad, que habían llegado a España engañados por una red que les prometió un futuro de éxito en el mundo del fútbol, pero que se dedicó a explotarles sexualmente.

Los jóvenes vivían hacinados en un piso de Prado del Rey, en la sierra de Cádiz, controlados por miembros de la red de explotación sexual, que les conminaba a participar en la App de contactos homosexuales y a acordar encuentros sexuales con "clientes" en distintas localidades de la provincia de Cádiz.

En esa misma App se movía el ahora detenido en Arcos de la Frontera.

En dicha aplicación, muy peligrosa porque permite geolocalizar a los usuarios, contactaba con víctimas de "aspecto aniñado", al menos dos adolescentes de 13 y 14 años, según la Guardia Civil.

No se frenaba una vez conocía que eran menores y les citaba tanto en descampados como en su propio domicilio, donde incluso les facilitaba estupefacientes para vencer posibles reticencias a mantener relaciones sexuales con él.

Tras hablar con los dos menores e informar a sus padres, los agentes solicitaron al juez un mandamiento de entrada y registro para el domicilio del hombre.

Allí fue detenido como presunto autor de un delito de abuso sexual a menores y en la casa se intervinieron numerosos terminales móviles, que los investigadores están estudiando.

En ellos hay "gran número de conversaciones de índole sexual" con terceras personas, por lo que los agentes tratan de comprobar si alguna de ellas es también menor.

El detenido fue trasladado a dependencias de la Comandancia de la Guardia Civil de Cádiz y fue después puesto a disposición del titular del Juzgado de Instrucción número 1 de Arcos de la Frontera, que ha decretado su ingreso en prisión. EFE

Comentarios