domingo 13/6/21

Desarticulada banda de inmigración irregular con matrimonios de conveniencia

La Policía Nacional ha desarticulado una organización criminal dedicada a la inmigración irregular mediante matrimonios de conveniencia, que operaba desde Barcelona, y ha detenido a sus dos integrantes

pareja quitar diner

Según informa este viernes la Policía Nacional en un comunicado, la banda ofrecía a los inmigrantes servicios de empadronamiento de forma fraudulenta y facilitaba los trámites necesarios para poder constituirse en pareja de hecho y así obtener el permiso de residencia de familiar de ciudadano comunitario.

Agentes de la Brigada Provincial de Extranjería y Fronteras de la Jefatura Superior de Aragón, en colaboración con la Jefatura Superior de Cataluña, detuvieron el pasado mes de febrero en Barcelona, en el marco de la operación CUPIDO a N.C.C., de 52 años, y a C.C.F., de 39.

Ambos arrestados están acusados de dedicarse a la regularización fraudulenta de extranjeros en situación irregular mediante la constitución de parejas de hecho ficticias a cambio de elevadas sumas de dinero.

La investigación se inició en noviembre del año pasado, cuando los agentes tuvieron conocimiento de la existencia de una red criminal que operaba en Cataluña y que obtenía importantes cantidades de dinero a cambio de regularizar a inmigrantes irregulares.

Dicha organización, que estaba afincada en Barcelona, era dirigida por una mujer que se encargaba de contactar con el extranjero irregular y de ofrecerle un "servicio" completo que iba desde la inscripción fraudulenta en el padrón hasta la búsqueda, a cambio de dinero, del contrayente de la Unión Europea, todo ello aprovechándose de su precaria situación y la necesidad de regularizar su situación en España.

Entre los contrayentes existía un acuerdo de que, una vez inscrita la pareja, no habría convivencia marital y que tras haber conseguido el permiso de residencia y trabajo se anularía esa inscripción.

Durante la investigación, los agentes pudieron identificar y localizar a un varón de origen marroquí de 25 años, afincado en Zaragoza, que contactó con integrantes de esta organización criminal con el fin de regularizar su situación administrativa en España, para lo que le pidieron la cantidad de 11.000 euros.

Los presuntos autores llegaron a empadronar a este hombre en un piso de la ciudad de Barcelona en el que nunca llegó a vivir y le concertaron varias citas con una mujer de nacionalidad española para que se conocieran, aprendiera el idioma y las costumbres y se hicieran fotos para simular una relación de pareja.

Por estos servicios, el ciudadano marroquí efectuó dos pagos de un total de 6.000 euros. EFE

Comentarios