sábado 27/11/21

Condenado a 27 años por agresión sexual a sus hijastras y absuelto de maltrato

El Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León ha confirmado la condena a 27 años y nueve meses de prisión para un hombre por agredir sexualmente a las hijas menores de su compañera sentimental, aunque el tribunal autonómico le ha absuelto de un delito de maltrato a su pareja y madre de las niñas

menor malos tratos agresion

La sentencia de apelación del TSJ ha confirmado la pena de prisión por dos delitos de agresión sexual continuada a las hijas de su pareja pero ha dejado sin efecto la condena de diez meses de cárcel por malos tratos a la madre, según ha informado este martes el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León.

El hombre condenado se prevalía de su condición de compañero sentimental de la madre de las víctimas, con quien convivía, para mostrarse "como su verdadero padre" y aprovechar también para obligar a las menores, que tenían 17 y 12 años, a tener sexo con él.

Para ello las amenazaba con hacer daño a su madre o a la abuela de las niñas, con las que convivían, si contaba lo que les estaba haciendo, según ha precisado el tribunal.

Sobre la condena inicial por maltrato, los magistrados del TSJ han considerado que los hechos probados que aparecen recogidos en la sentencia de la Audiencia Provincial de Zamora no permiten establecer la fecha, ni siquiera de forma aproximada, en la que se produjo la supuesta agresión a la pareja ni se puede localizar esta en una estancia concreta de la vivienda.

Sin esos datos, no cabe atribuir el delito de malos tratos recogido en los apartados uno y tres del artículo 153 del Código Penal ya que este exige que se individualice el episodio de maltrato en unas coordenadas espaciotemporales mínimamente concretadas para diferenciarlo del delito de maltrato habitual.

El tribunal ha confirmado la condena de trece años y medio por un delito continuado de agresión sexual consistente en felaciones, masturbaciones y acceso carnal vía anal a la hija mayor.

Las agresiones a esta víctima se cometieron entre febrero de 2016 y noviembre de 2017 y para ello el condenado hizo uso de la intimidación y su condición de superioridad y le dijo a la adolescente que lo que le iba a hacer era para que fuese experta cuando tuviese novio.

Además, el TSJ ha confirmado la condena a catorce años y tres meses de prisión por otro delito continuado de agresión sexual consistente en accesos carnales vía bucal y masturbaciones a la hermana menor, que tenía 12 años cuando comenzaron las agresiones.

En este caso, la situación se prolongó entre diciembre de 2015 y noviembre de 2017 y el condenado tapaba la boca a la niña para que no chillara y aprovechaba cuando estaban solos en la vivienda o accediendo a la habitación de la menor cuando el resto de la familia veía la televisión.

Tanto en las masturbaciones como en las felaciones, el hombre cogía con fuerza la mano o la cabeza de la niña y le guiaba los movimientos.

Debido a ello, la hermana mayor ha sufrido ansiedad, alteraciones cognitivas y emocionales y tiene baja autoestima, mientras que la menor presenta síntomas de somatización, sentimiento de suspicacia, miedo a pérdida de autonomía, necesidad de control y algunos síntomas depresivos, además de incomodidad respecto al sexo y vergüenza, disgusto y ansiedad por lo ocurrido. EFE

Comentarios