sábado 24/10/20

Un grupo de personas ataca la unidad de Policía Municipal en Vallecas

Los hechos provocaron daños en vehículos y varias personas fueron detenidas

Cargas policiales Vallecas

Un grupo de desconocidos atacaron  ayer con piedras la Unidad de Policía Municipal de Puente de Vallecas en la ciudad de Madrid y causó diversos desperfectos en vehículos privados tras la manifestación, contra la violencia policial que se celebró ante la Asamblea regional.

El incidente ocurrió sobre las ocho y media de la tarde en esta sede policial que se encuentra ubicada en la calle Sierra de Cardoso, a menos de un kilómetro del parlamento regional, según informan a Efe fuentes policiales.

Un grupo de personas lanzó piedras, que causaron daños materiales a los vehículos aparcados de los vecinos de la zona, pero sin impactar en ningún agente ni transeúnte.

Aunque el suceso no fue de importancia, y la unidad no sufrió daños, los atacantes apedrearon también coches particulares de los policías, según informan  fuentes del área de Seguridad del Ayuntamiento de Madrid.

"Condenamos enérgicamente este ataque y el hostigamiento y acoso que estamos sufriendo los miembros de las fuerzas y cuerpos de seguridad alentado en muchas ocasiones por cargos políticos absolutamente irresponsables", ha señalado a Efe Marino Perales, secretario general de CPPM en Madrid.

Desde CPPM se segura que van a instar al Ayuntamiento para que "adopte las medidas de seguridad necesarias" o solicite a la Delegación del Gobierno "garantizar la seguridad tanto de esa unidad como la del resto".

También en la misma línea se ha expresado la Asociación de Policía Municipal de Madrid (APMU), quienes acusan a la portavoz de Podemos, Isabel Serra, y al portavoz de Más País, Íñigo Errejón, de defender a estos individuos por sus críticas contra las cargas policiales.

Decenas de personas se concentraron ayer, viernes, frente al Parlamento madrileño en solidaridad con los detenidos en las protestas del jueves y pidiendo la dimisión de la presidenta madrileña y del ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, por las detenciones tras la concentración contra los confinamientos perimetrales.

La Policía Nacional cargó contra los manifestantes y detuvo a cuatro jóvenes de entre 17 y 19 años a quienes se acusa de atentado contra la autoridad y lesiones por presuntamente haber lanzado piedras contra los agentes.

Comentarios