martes 2/3/21

Almeida: "Podría haber sido una tragedia gigantesca"

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, ha dicho que la explosión de un edificio del centro de la capital que ha provocado al menos tres fallecidos y once heridos "podría haber sido una tragedia gigantesca", al haber un colegio y una residencia de ancianos colindante

almeida2

La explosión, que ha levantado una gran humareda blanca y ha causado el derrumbe de parte del edificio, ha afectado a al menos cuatro plantas del centro parroquial de la Iglesia de la Virgen de la Paloma, en el céntrico barrio de la Latina.

Los dos edificios colindantes son la residencia de ancianos Los Nogales La Paloma y el colegio La Salle La Paloma, cuyos residentes, alumnos y trabajadores han sido evacuados.

"El patio (del colegio) está lleno de escombros, podría haber sido una tragedia gigantesca. Las imágenes del patio son las mismas que las de la calle", ha declarado Almeida a los medios en el lugar del suceso.

Sobre los ancianos de la residencia, que tenía una planta covid, ha informado de que han sido evacuados a otras residencias de Madrid, por lo que "tienen un lugar donde pasar la noche".

Un equipo de psicólogos del Samur Social se ha acercado a la zona para atender a los familiares de los residentes que han acudido, "estar con ellos y tranquilizarlos", según Almeida, que ha dicho que los ancianos han sufrido "un susto muy importante" con la explosión.

Almeida ha comentado que "probablemente hay un tercer fallecido que está bajo los escotes producidos como consecuencia del derrumbamiento en el interior del edificio".

Ahora tienen que "entrar los bomberos, desescombrar y recuperar el cadáver".

Además, las plantas superiores del edificio derrumbado parcialmente por una explosión de gas, según las primeras hipótesis, "van a tener que ser objeto de un derrumbe controlado por el lamentable estado en el que se encuentran".

Almeida ha trasladado sus condolencias a los seres queridos de los fallecidos, ha deseado una "pronta recuperación" a los heridos y ha agradecido el trabajo de los servicios de emergencias.

"No están siendo tiempos fáciles, estamos llenos de todo tipo de adversidades y dramas", ha comentado el alcalde, que ha trasladado un "mensaje de confianza por el futuro de la ciudad de Madrid"

"Los grupos municipales vamos a estar a la altura para ese futuro, tenemos que vencer y dejar atrás las pesadillas que estamos viviendo", ha añadido.

Por su parte, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, que ha calificado de día "aciago" lo ocurrido hoy, que se suman a los "episodios muy duros" que ocurren en la región "últimamente", ha querido ver la "parte positiva" del suceso.

Así, ha explicado que el colegio concertado tenía a todos los niños en clase y "no les ha pasado nada", al igual que a los ancianos de la residencia desalojada.

Ha augurado una tarde larga "hasta que los Bomberos entren y sepan que ha ocurrido" y ha ofrecido la ayuda del Gobierno regional para lo que sea preciso. 

 

Comentarios