miércoles 4/8/21

El agresor al sanitario en el metro de Madrid se encontraba en situación irregular en España y acumulaba varios delitos

El joven de 19 años que presuntamente agredió a un sanitario en el Metro de Madrid pasa este miércoles por la mañana a disposición judicial

El agresor del metro en el momento de la detención
El agresor del metro en el momento de la detención

El joven de 19 años que presuntamente agredió a un sanitario en el Metro de Madrid pasa este miércoles por la mañana a disposición judicial, según han informado a Efe fuentes policiales.

El hombre, de nacionalidad colombiana y al que se le atribuye un delito de lesiones graves, será interrogado en uno de los juzgados de guardia de Madrid, situados en Plaza Castilla, concretan a Efe fuentes jurídicas.

Este individuo no tenía regularizada su situación en España y también contaba con antecedentes por varios robos y hurtos al descuido, delitos contra el patrimonio y una reclamación judicial en las Islas Baleares.

La agresión se produjo el pasado jueves en la estación de Alto del Arenal, de la línea 1 del Metro, cuando el sanitario supuestamente le instó a ponerse la mascarilla.

En un vídeo que circula en redes sociales se aprecia cómo un hombre propina un fuerte golpe en la cara al sanitario con lo que parece un puño americano.

"Gilipollas, que te quede claro; ojalá te mueras", dijo el agresor a la víctima antes de abandonar el convoy.

Tras el suceso, Metro avisó a la Policía Nacional y al Servicio de Asistencia Municipal de Urgencias-Protección Civil (SAMUR-PC), que atendió a la víctima de la agresión y le trasladó al hospital 12 de Octubre, precisamente el centro donde trabaja.

Varios días después el sanitario recibió el alta y su evolución marcará cuánto de visión en el ojo ha perdido por la agresión.

Este lunes la Policía Nacional detuvo a su presunto agresor en el madrileño barrio de Villaverde cuando se dirigía a su domicilio a recoger enseres personales para probablemente ocultarse en otro lugar.

También se había cambiado el color de pelo e incluso ocultaba los aros de las orejas para evitar ser reconocido.

Fuentes cercanas al caso indicaron a Efe que una persona acudió a los juzgados para declarar que conocía al presunto agresor y aportar sus datos personales.

De forma paralela, los investigadores han tomado declaración a los dos acompañantes de este individuo en el momento del ataque. 

Comentarios