sábado 24/10/20

4.542 presos cumplen condena por delitos de tráfico, 26 por homicidio

Un total de 4.542 presos cumplen condena en las cárceles de la administración central por delitos de tráfico, 26 de ellas por homicidio imprudente, según se recoge en el informe "Seguridad vial y su incidencia en el ámbito penitenciario", presentado este lunes por el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska

Delitos-contra-la-seguridad-vial

Del total, 1.159 personas están condenadas por delitos contra la seguridad vial como delito principal, pero en prisión hay también otros 3.383 reclusos internos por diferentes infracciones penales, entre ellas contra el tráfico, pero esta no es la principal.

El secretario general de Instituciones Penitenciarias, Ángel Luis Ortiz, y el director general de Tráfico, Pere Navarro, han dado cuenta de este informe, que se ha realizado por vez primera con ánimo de continuidad y en el que se destaca que solo 111 de los 4.542 reclusos con algún delito de seguridad vial son mujeres.

Además, a finales del pasado año se habían recibido 24.487 mandamientos de penas y medidas alternativas a la prisión, como trabajos en beneficio de la comunidad, también a personas con delitos de tráfico.

Marlaska ha resaltado que, mientras en los últimos diez años la población penitenciaria ha descendido un 23 % al pasar de 65.548 recluso en diciembre de 2009 a 50.129 en el mismo mes de 2019, los condenados en la cárcel por delitos contra la seguridad vial como delito principal han crecido un 16,4 % (de 994 a 1.159).

Mientras, Ortiz ha detallado los datos de informe y ha señalado que uno de cada cinco homicidios imprudentes en España es con vehículos a motor.

De las 26 personas encarceladas por este delito, dos son mujeres. Además, el 92 por ciento del total son españolas, según Ortiz, que ha resaltado que apenas hay reincidencia y 22 de ellas es la primera vez que pisan una cárcel.

Con un franja de edad de entre 31 y 40 años, estos condenados permanecen en prisión una media de 4 años y han causado la muerte de alguien por conducir en sentido contrario o bajo la influencia de bebidas alcohólicas.

Respecto a las personas encarceladas con el delito contra el tráfico como principal (1.159), solo el 2,7 por ciento (31) son mujeres, y más de la mitad (un 54 %) está en prisión por conducción con el carné sin vigencia o por no tenerlo.

Un 16 por ciento del total está en la cárcel por conducir bajo la influencia del alcohol o las drogas y un porcentaje similar por conducción temeraria.

Estos 1.159 internos representan el 2,3 por ciento del total de la población penitenciaria, tienen una media de edad de 39,8 años, ocho de cada diez son españoles, y la condena media es de un año y ocho meses, una elevada estancia en la cárcel que ha sorprendido a Interior, según Ortiz.

La provincia de residencia más frecuentes es Madrid, por delante de Málaga, Sevilla, A Coruña y Pontevedra, mientras que en el extremo opuesto están Huesca, Ávila, Segovia, Álava y Cuenca.

Ortiz ha hecho hincapié en la más baja tasa de extranjeros en la cárcel por delitos de tráfico, con el 18,6 %, mientras que en la población reclusa total representan el 25,1 %.

Pero no todos los que cometen este tipo de delitos o infracciones va a prisión. Fuera de ellas, Prisiones trata a 117.000 personas para penas alternativas a las cárceles. Un tercio de ellas son por delitos de tráfico.

El secretario general de Instituciones Penitenciarias ha explicado también que en siete años un total de 1.675 internos han superado el examen teórico del carné de conducir y 494 el práctico, una cifra más baja porque muchos esperan a salir en libertad para examinarse de esta prueba.

Comentarios