martes 24/11/20

Piden que salga de Vallecas la familia implicada en el crimen de un vecino

Un hijo del vecino que murió apuñalado el pasado domingo en el Pozo del Tío Raimundo, en el madrileño distrito de Puente de Vallecas, ha pedido este viernes que la familia del presunto homicida se vaya del barrio y que "todo vuelva a la normalidad"

"Hay un acuerdo para que las dos familias se vayan del barrio y espero que eso ocurra y que todo vuelva a la normalidad", ha manifestado Paco, el hijo mayor del fallecido, del mismo nombre, en una rueda de prensa en el centro cívico del barrio, en relación a los contactos que la Asociación de Vecinos de El Pozo mantiene con distintas asociaciones gitanas -etnia del supuesto homicida- para buscar soluciones y acabar con el conflicto.

Estas conversaciones han sido confirmadas por Eladio Palomino, miembro de esta asociación vecinal, que también ha pedido que, para normalizar la situación, cesen las concentraciones frente a la casa de la familia del presunto autor de la agresión que acabó con la vida de Paco, tras una discusión mientras paseaba a sus perros.

En esta comparecencia ante la prensa de la familia del fallecido y de los representantes vecinales se ha subrayado que la petición de que se vayan del barrio los implicados no es extensiva a las 136 familias de etnia gitana que viven en la zona.

Hoy ha sido el quinto día consecutivo de concentración de los vecinos de El Pozo del Tío Raimundo en la llamada plaza de la Fuente, en las inmediaciones de la calle Esteban Carros donde tiene su vivienda el supuesto homicida, sobre el que pesa una orden de busca y captura de la Policía Nacional.

La tensión en la zona, donde algunos vecinos han llegado a quemar enseres de la familia de los agresores, perteneciente al clan de "Los Visita", ha requerido estos días del incremento de los efectivos de Policía Nacional y Municipal, aunque esta tarde, cuando decenas de vecinos se dirigían a la concentración tras la rueda de prensa, la protesta se desarrollaba con normalidad.

Algunos representantes políticos y vecinos se han referido en los últimos días a problemas de seguridad en ese distrito, aunque, según fuentes policiales, desde 2017 no se contabilizaba ningún homicidio en el distrito de Puente de Vallecas, donde -aseguran- la criminalidad en la zona ha bajado a pesar de que se pueda tener un percepción diferente.

Los datos oficiales reflejan que en 2018 no hubo ningún homicidio en Puente de Vallecas, y que descendieron los robos con violencia e intimidación (-7,87), los robos con fuerza en viviendas (-34,75), las sustracciones de vehículos (-30,85) y en vehículos (-5,26) y los hurtos (-4,4).

Según el último padrón, en Puente de Vallecas viven 230.488 personas, de las que 33.986 residen en Entrevías, barrio al que pertenece el Pozo del Tío Raimundo, y cuya media de edad son 43,9 años.

Puente de Vallecas es el distrito con mayor tasa de paro, un 11,4 %, y en Entrevías, en concreto, se sitúa en el 13,61%, lo que lo sitúa como uno de los barrios con mayor número de desempleados de toda la capital, solo por detrás de San Cristóbal y Amposta.

Comentarios