sábado 18.01.2020

Las víctimas infantiles de tráfico tienen un coste de 700 millones de euros

El coste socioeconómico de los accidentes de tráfico con víctimas infantiles asciende en España a unos 700 millones de euros, según un informe presentado este jueves en Madrid en un acto presidido por la reina y en el que ha estado acompañada por el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska

Las víctimas infantiles de tráfico tienen un coste de 700 millones de euros

La London School of Economics and Political Science (LSE) ha sido la encargada de realizar este informe en ocho países de todo el mundo, que ha sido impulsado por la Fundación Abertis y que se ha presentado en un foro organizado por esta empresa del sector de las autopistas de peaje en colaboración con Unicef con el lema "Cada niño cuenta".

De acuerdo con el estudio presentado, el coste de los accidentes de tráfico con víctimas infantiles en los ocho países analizados (España, Francia, Italia, Chile, Brasil, Argentina, Puerto Rico e India) alcanza los 19.600 millones de euros, de los que 700 corresponden a España.

El análisis se ha realizado con datos de 2016, cuando en esos ocho países perdieron la vida por esta causa más de 15.600 niños y jóvenes de hasta 17 años.

En España hubo ese año 61 víctimas mortales infantiles, que junto a los heridos supusieron un coste de 700 millones de euros entre gastos médicos, daños materiales y costes administrativos, de producción y humanos.

Grande-Marlaska y el director general de Tráfico, Pere Esteve, han expuesto datos más recientes de víctimas relativos a 2018, cuando hubo 25 niños fallecidos menores de 15 años, 331 heridos graves y 6.300 leves.

De esos 25, 13 eran pasajeros de turismos en carreteras, 11 murieron atropellados y uno se desplazaba en bicicleta por ciudad.

Además, Esteve ha destacado que no hubo ningún fallecido ni herido grave de niños pasajeros de autobuses o autocares pese al enorme tráfico que representa el transporte escolar.

Por todos esos datos el ministro ha asegurado que se está en el buen camino pese a reconocer que aún queda mucho por hacer.

Ha insistido en la necesidad de facilitar trayectos escolares seguros, un mejor uso de los sistemas de retención infantil e impulsar las acciones educativas dirigidas a los niños, objetivos con los que ha garantizado que su Ministerio está totalmente comprometido.

Por su parte, Esteve ha defendido la fórmula que cree que conlleva el éxito frente a los accidentes en la carretera y que pasa por la educación, la concienciación, más información, vigilancia y control.

El informe presentado plantea medidas que pueden adoptarse para reducir la tasa de mortalidad y que incluyen tanto la mejora y construcción de nuevas carreteras, como campañas educativas y sanciones.

De aplicarse esas medidas el informe asegura que podrían salvarse 1.342 vidas infantiles, con una reducción del 5 por ciento en países de renta alta y del 10 por ciento en los de renta media o baja, lo que equivale a un recorte del coste socioeconómico global de unos 910 millones de euros.

Los intervinientes en el acto han agradecido a la reina su presencia y su sensibilidad ante el coste que suponen los accidentes de tráfico en general y para la infancia y juventud en particular.

El consejero delegado de Abertis, José Aljaro, ha subrayado que la seguridad vial se ha convertido en una prioridad mundial ya que provoca la muerte de 1,35 millones de personas cada año y ha ratificado el compromiso de su fundación para contribuir a mejorar la seguridad vial.

Alexander Grous, autor del informe, ha expuesto que en los países más pobres los niños con lesiones graves y discapacidades a causa de accidentes empujan a sus familias a la pobreza al tener que gastar sus ahorros, vender sus propiedades o renunciar a sus empleos para cuidar de ellos.

El presidente de Unicef España, Gustavo Suárez Pertierra, ha apelado a la colaboración para prevenir los accidentes con medidas como rutas seguras a la escuela, un transporte escolar más seguro, potenciar el uso del casco y promover campañas de sensibilización y educación vial en las escuelas.

Comentarios