martes 26/10/21

El uso de electroestimuladores como potenciadores del rendimiento deportivo

La técnica de electroestimulación es cada vez más utilizada en el ámbito del fitness y la estética. De manera muy resumida, consiste en el uso de aparatos que, mediante impulsos eléctricos, provocan contracciones musculares y, como consecuencia de ello, un efecto similar al que se obtendría ejercitando los músculos
jogging-2343558_960_720

Los electroestimuladores se utilizan en el mundo del fitness y la preparación deportiva, pero también en estética, como tratamiento adelgazante. Mucha gente cree que esta técnica sirve para librarse de hacer ejercicio, pero la realidad es que está ideado para aumentar el rendimiento pues su fin es mejorar el tono muscular y mejorar la flacidez de los músculos aumentando su volumen, fuerza y resistencia.

¿Qué hay que tener en cuenta con respecto a esta técnica?

Con la electroestimulación solo se puede trabajar un grupo muscular a la vez y para perder calorías hay que realizar muchos ejercicios que movilicen muchos grupos de músculos. Es un hecho indudable que esta técnica hace trabajar muchas fibras de un mismo músculo que el ejercicio normal, pero no actúa sobre tendones y articulaciones.

Un segundo aspecto interesante sobre esta técnica es que está contraindicada para personas con marcapasos, con epilepsia o para ser utilizada en la zona abdominal en mujeres embarazadas. El resto de personas, si no utilizan correctamente esta técnica, pueden dañar o atrofiar sus fibras musculares.

Muchos deportistas, tanto amateurs como profesionales, acuden a la electroestimulación en situaciones de todo tipo: como complemento de una actividad deportiva en sesiones de descanso o bien como ayuda para mejorar el rendimiento durante el entrenamiento.

Gracias a los electrodos que envían impulsos electrónicos, los músculos se estimulan de un modo similar a cuando se realiza esfuerza física. La electroestimulación se adapta a la práctica y puede utilizarse para ganar músculo y aumentar fuerza, pero también para relajarse y aliviar ciertos dolores musculares.

Muchos fisioterapeutas y médicos deportivos hacen uso de esta técnica para curar lesiones. De forma general, el electroestimulador es un excelente tonificador muscular y, salvo las mujeres embarazadas o las personas con alguna cardiopatía, todo el mundo puede utilizas estos aparatos.

Para conocer más sobre la electroestimulación, en esta web ofrecen todas las novedades de los productos Compex, una de las más potentes en el diseño de aparatos de estimulación. Su gama incluye electroestimuladores especializados en fitness y otros pensados para deportistas de resistencia.

¿Cómo funcionan los aparatos de electroestimulación?

El principio de electroestimulación consiste en estimular las fibras de los músculos por impulsos eléctricos. Los electrodos, pegados directamente a la piel, ayudan a la contracción de los músculos del mismo modo que cuando ocurre una contracción voluntaria.

Aunque es un tratamiento muy eficaz y ayuda a mejorar el rendimiento deportivo, es importante recordar que este método no sustituye a la actividad deportiva, sino que sirve como un complemento.

Cuando la electroestimulación se usa para adelgazar, la dinámica a seguir es similar. No basta con realizar sesiones de electroestimulación, sino que hay que acompañar esto con buenos hábitos alimenticios y la práctica periódica de ejercicio físico.

La electroestimulación para el bienestar y la reeducación

La electroterapia está reconocida en la actualidad como una técnica eficaz por su capacidad analgésica. Los fisioterapeutas echan mano de aparatos de este tipo para luchar contra el lumbago y el dolor muscular general.

En situaciones tras un accidente o un traumatismo, los electroestimuladores permiten una recuperación de la fuerza muscular sin necesidad de forzar el organismo todavía frágil. Cuando ocurre una inmovilización prolongada, el refuerzo que ofrece los electroestimuladores ayudan a minimizar el tiempo de recuperación.

En cualquier caso, a pesar de sus beneficios y la idoneidad de estos aparatos para todo tipo de personas, pacientes y atletas, es aconsejable consultar con un médico o un especialista en entrenamiento deportivo antes de iniciarse en esta técnica.

¿Pueden los batidos de proteínas “sustituir” la electroestimulación?

La leyenda popular incide que una buena alimentación y entrenamiento diario es más que suficiente para obtener las metas propuestas y tonificar y aumentar la masa muscular. Sin embargo, y a pesar de lo importante que es mantener una buena alimentación, a veces no es lo único que hace falta para lucir el torso deseado o evitar dañar los músculos en los entrenamientos.

Con la electroestimulación, además de potenciar la masa muscular, se refuerza y se fortalecen estas estructuras musculares. No obstante, los músculos, como cualquier material elástico, son propensos a romperse durante los esfuerzos o en los entrenamientos.

 Contusiones musculares: calambres, distensiones, desgarros, rotura de fibras… Para evitar estos problemas, los batidos de proteinas pueden ser un buen sustituto de la electroestimulación, sea cual sea el deporte que se practique.

La proteína es esencial para la vida y para el funcionamiento de los músculos. En caso de pasar muchas horas en el gimnasio, un batido de proteínas puede servir para reforzar ese trabajo duro construyendo músculo y maximizando el rendimiento. En entrenamientos intensos, estos batidos ayudan a reconstruir esas fibras que se debilitan.

Ahora bien, los batidos de proteínas no son milagrosos, por lo que, para obtener los resultados deseados hay que acompañar esta ingesta con la cantidad necesaria de ejercicio y una alimentación equilibrada y saludable.

Comentarios