jueves 15/4/21

Sociedad

La UE busca prácticas humanitarias para el manejo de 22 especies invasoras

La rana toro, el percasol, el mapache boreal, la rata azmilclera, la malvasia canela o el galápago de Florida son algunas de las 22 especies de vertebrados exóticos invasores que la UE considera especialmente preocupantes y para los que busca prácticas de gestión más humanitarias, letales o no

Animales
Animales

La iniciativa, puesta en marcha en colaboración con la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), busca apoyar la gestión de las especies exóticas invasoras (EEI) y cumplir el reglamento de la UE que exige a los Estados miembros evitar a los animales cualquier dolor, sufrimiento o angustia innecesarios, sin comprometer la eficacia de las medidas de gestión.

Lo explica a EFE Kevin Smith, oficial del programa de EEI de la IUCN, entidad que también participa a través de su centro para el Mediterráneo en el programa europeo de gobernanza y divulgación sobre invasoras acuáticas, LifeInvasaqua.

Se trata, detalla Smith, de identificar y facilitar información sobre medidas viables con el fin de erradicar, controlar y contener estas poblaciones y minimizar su impacto en la biodiversidad, los servicios ecosistémicos, la salud humana y la economía, pero también cumplir con la normativa que exige que se evite a los animales cualquier sufrimiento.

Las especies exóticas o no nativas, recuerdan a EFE desde el proyecto europeo LifeInvasaqua son animales, plantas u otros organismos introducidos, intencionadamente o no, fuera de su área de distribución natural, que se expanden de forma invasora y causan graves impactos en la biodiversidad y los ecosistemas, la salud o la economía.

El aumento de movilidad y la facilidad de transporte ha agravado este problema que genera elevados costes en el conjunto de la Unión y que, según Smith, están subestimados.

Un estudio de 2009 apuntó que se gastaban 2.800 millones de euros en la gestión de las especies exóticas invasoras en Europa, pero que las pérdidas económicas por las EEI eran de otros 9.600 millones de euros.

Otro estudio reveló, además, que la Comisión Europea había gastado más de 132 millones de euros entre 1992 y 2006 en proyectos sobre EEI, detalla el experto en especies invasoras.

La eliminación de ejemplares es una cuestión no exenta de polémica, como ocurrió recientemente con el plan de Madrid para erradicar las cotorras invasoras (Kramer y Argentinas) que ha generado un debate entre los partidarios de aplicar la normativa y algunos sectores animalistas.

Smith explica que el Reglamento de la UE especifica que se pueden utilizar tanto métodos letales como no letales para gestionar o erradicar las EEI, y admite que existe una creciente preocupación pública por los animales vertebrados exóticos invasores como seres sensibles y, en general, un incremento del interés de la sociedad civil por el trato humano a estas especies.

Además la legislación establece, como en el caso de España, que los ejemplares de animales y vegetales de especies incluidas en el catálogo de exóticas invasoras que sean extraídos de la naturaleza no pueden ser devueltos al medio natural.

Ahora con este proyecto conjunto, IUCN y la UE prevén la elaboración de un manual sobre la gestión humanitaria para las 22 especies de vertebrados invasores (un anfibio, cinco aves, cuatro peces, 11 mamíferos y un reptil) más preocupantes en Europa e "identificar las distintas medidas que pueden utilizarse para erradicar, controlar o contener" sus poblaciones, ha explicado este responsable de IUCN.

El resultado será un documento a nivel de la UE para la gestión humanitaria de estas especies, complementado por 8 manuales ajustados a las condiciones más específicas en otras tantas regiones biogeográficas europeas, de forma que las autoridades y gestores puedan considerar plenamente el impacto de una medida sobre el bienestar animal, junto con otros factores.

En cualquier caso se recomendará a los usuarios de la guía que adopten el método con menor impacto en el bienestar animal que no comprometa la eficacia de las medidas de control, teniendo en cuenta además consideraciones como los costes, las necesidades, los beneficios, la viabilidad y la percepción pública.

Junto con la UICN y la CE en el proyecto de gestión humanitaria participan la Agencia de Sanidad Animal y Vegetal del Reino Unido (APHA), la Asociación Europea de Zoológicos y Acuarios (EAZA), el Eurogrupo para los Animales, la Alianza Europea de Centros de Rescate y Santuarios (EARS), la Universidad de Newcastle y el Grupo de Especialistas en Especies Invasoras de la Comisión de Supervivencia de Especies de la UICN (SSC ISSG).

En España, desde 1995 la introducción o liberación no autorizada de especies alóctonas perjudiciales para el equilibrio biológico, figura como delito contra el medio ambiente en la Ley del Código Penal. 

Comentarios