Viernes 17.08.2018
Propiedades

Todo lo que siempre quisiste saber sobre el cáñamo

 el cáñamo tiene una larga trayectoria como materia prima a lo largo de la historia de la humanidad

Todo lo que siempre quisiste saber sobre el cáñamo.
Todo lo que siempre quisiste saber sobre el cáñamo.

Tal vez no sabías que el cáñamo es uno de los cultivos más antiguos de la historia de la humanidad, remontándose el origen de la siembra de esta planta a los primeros pobladores de la India y del continente asiático.

Es una planta robusta que no necesita de herbicidas ni pesticidas para su cultivo, de crecimiento rápido ya que puede crecer hasta 7 metros de altura en 90-120 días. Es del mismo tipo de planta que la mora y una subespecie del cannabis sativa, por lo que suele ser confundida con la marihuana.  La principal diferencia es que el cáñamo tiene tan solo un 0.3% de THC, el principal componente psicoactivo del cannabis, frente a un 3% o más de la marihuana. Es por ser una planta de cultivo sencillo por lo que la venta de feminizadas a granel es tan popular.

Como decíamos, el cáñamo tiene una larga trayectoria como materia prima a lo largo de la historia de la humanidad. Su uso comienza hace entre unos diez mil a doce mil años. Fue hacia el año 150 A.C, cuando los chinos produjeron papel por primera vez en la historia gracias a esta planta. Los textos budistas, creados en el siglo II y III después de Cristo y que ostentan el puesto de ser los documentos más antiguos escritos en papel fueron elaborados a partir de esta planta.

El cáñamo ha sido muy importante para la humanidad, pero la prohibición de su cultivo llegó de Naciones Unidas en 1961, alegando su abuso como droga. Esta prohibición fue abolida en la Unión Europea durante la década de los 90. Una de las principales ventajas que propicia su utilización y cultivo es que es muy resistente a las plagas, no necesita germicidas, y es apto para crecer en casi todos los ecosistemas.

 Propiedades del cáñamo

Ya en los antiguos escritos religiosos, conocimiento que se había transmitido durante siglos previos entre distintas comunidades, se pone de manifiesto las valiosas propiedades del cáñamo en medicina. Sus semillas y flores se recomendaban para los alumbramientos, la artritis, las convulsiones, el reumatismo, la disentería y el insomnio.

A estas propiedades medicinales podemos sumarle su uso en afecciones cutáneas o capilares y contra el estrés y la ansiedad, entre otros. También ayuda a limpiar las arterias y a mantener activo el cerebro, previniendo la demencia y favoreciendo la memoria y la atención. Como reduce la cantidad de azúcar en sangre,  ayuda a paliar la hiperactividad infantil y a controlar los niveles de glucosa a las personas con diabetes. En el caso específico de las mujeres, ayuda en los procesos hormonales y de la menopausia y calma los dolores menstruales.

Las semillas de cáñamo cuentan con numerosas propiedades nutricionales, aportando una  gran cantidad de vitaminas (A, C, D, E) y proteínas. Es a su vez una fuente natural de ácidos grasos,  que mantienen sanas nuestras membranas celulares y nos aporta nada más y nada menos que 9 aminoácidos que no son producidos por nuestro cuerpo.  Además, la gran cantidad de fibra que contienen nos  ayuda a combatir el estreñimiento y evitar la obesidad y ayuda con la desintoxicación de drogas y alcohol.

Todo esto la convierte en una de las proteínas vegetales más digestivas, siendo su contenido promedio de nutrientes un 35% de proteína, 47% de grasa y 12% de carbohidratos.

Usos del cáñamo como materia prima

El cáñamo fue el material más importante utilizado en la construcción las embarcaciones después de la madera, y no fue hasta el siglo XIX, con la aparición de otras fibras como el sisal y el yute, cuando su uso decreció siendo reemplazado por estos nuevos materiales.

En la elaboración de ropa y textil, su utilización empezó a descartarse por considerarse muy áspero, pero con las técnicas de fabricación actuales ha quedado ampliamente demostrado que el cáñamo igual puede ser resistente y áspero para elaborar de una buena soga o ser tratado para utilizarse en la elaboración de una camisa, convirtiéndose en una tela suave y agradable al tacto.

Actualmente, el cáñamo juega un papel fundamental en la ayuda a la conservación del medio ambiente desde dos frentes calves para evitar el exceso de contaminación: por un lado, la utilización del plástico de cáñamo o plástico biodegradable en lugar del plástico petroquímico y, por otro lado, evitando la tala innecesaria de árboles  utilizándolo para la obtención de papel de cáñamo, ya que podemos elaborar papel de esta planta de una siembra de tan solo tres meses, en lugar de utilizar árboles que tardan entre 15 y 30 años en crecer.

Comentarios