jueves 25/2/21

Todas las claves del certificado energético

El certificado energético es el informe que valora el consumo energético en un inmueble. El certificado concede una calificación que oscila entre la A y la G, siendo la A la categoría más alta y de menor consumo y la G la más baja y de mayor consumo.

certificado energetico

Como ejemplo de eficiencia energética, una vivienda normal de nueva construcción debería conseguir una calificación D y para alcanzar una certificación superior debería contar con sistemas sostenibles de climatización y aprovechamiento de energías renovables, mientras que una vivienda antigua, sin reformar, obtendría una calificación entre la E y la G.

Obligatoriedad del certificado de eficiencia energética

El certificado de eficiencia energética es obligatorio para cualquier operación de venta o alquiler de viviendas o locales, siendo necesario en nuestra comunidad incluir el certificado en el Registro de certificado energético de Andalucía. La etiqueta energética deberá aparecer en todos los anuncios de venta o alquiler junto con el resto de información de la venta.

¿Qué ocurre si vendo o alquilo una vivienda sin el certificado energético?

La obtención del certificado energético es obligatoria para los propietarios que quieran alquilar o vender un inmueble, existiendo incluso sanciones para aquellos propietarios que lo incumplan.

El precio de obtención del servicio de certificación es libre y cada empresa con la cualificación necesaria puede fijar sus propias tarifas de certificación, dependiendo del tipo y del tamaño del inmueble.

¿Quién debe solicitar la certificación?

El encargado de solicitar el certificado es el propietario del inmueble. El dueño del inmueble deberá entregar el certificado al comprador o a los inquilinos cuando se firme el contrato y es indispensable que el certificado esté inscrito en el Registro de Certificado Energético.

El encargado de realizar el certificado será un ingeniero industrial o arquitecto, experto en certificación energética, que se desplazarán hasta el inmueble para tomar datos, medir estancias, comprobar los materiales con los que está construido, orientación de la fachada, sobras, etc. Tras el trabajo de recopilación de datos, se calculará la eficiencia con la ayuda de algún software informático específico y se realizará el informe. En la certificación, además, vendrán reflejadas una serie de recomendaciones encaminadas a mejorar la eficiencia.

¿Caduca el certificado energético?

El certificado deberá incluirse en toda oferta o publicidad encaminada a la venta o arrendamiento del inmueble y tendrá una validez de diez años, aunque se podrá actualizar de manera voluntaria si el propietario entiende que existe alguna variación en el edificio que pueda mejorar su calificación.

¿Obliga el certificado energético a realizar reformas?

No hay ninguna calificación mínima que apruebe o suspenda el informe. La nota es un elemento informativo para que el futuro comprador o inquilino conozca el gasto energético que le supondrá la vivienda. Con un certificado A se sabrá que el consumo energético será mínimo, mientras que con un certificado G el gasto será mucho mayor.

La norma no obliga al propietario a realizar ninguna reforma en la vivienda, aunque en el certificado se reflejan una serie de recomendaciones que mejoran la eficiencia energética, que se podrán aplicar de manera voluntaria.

Si necesitas obtener un certificado energético en Sevilla para el alquiler o venta de tu vivienda o local no dudes en ponerte en contacto con expertos que resolverán todas tus dudas y te guiarán en el proceso de inscripción del certificado en el Registro.

Comentarios