viernes 26/2/21

Tipos de aire acondicionado más habituales en el hogar

Se han vuelto unos aparatos prácticamente imprescindibles en cualquier hogar que se precie, principalmente en las zonas donde el calor azota con fuerza en los meses de verano y de esta manera, hacer frente a las altas temperaturas de forma cómoda y eficaz

aire acondicionado

Cuando llega el calor, todo el mundo piensa rápidamente que necesita un aire acondicionado en casa y es que, en algunas regiones de España, las altas temperaturas pueden llegar a ser insoportables, incluso cuando se está bajo techo. De cualquier modo, hay que decir que los meses de invierno es la mejor época para adquirir uno de estos aparatos, debido a que la demanda es menor.

Sabiendo esto, y antes de ponerse con la compra, es importante saber qué tipos de aire acondicionado son los más habituales y efectivos para una vivienda. No hay que olvidar que existen muchos modelos, con diversas prestaciones y la adquisición final dependerá en gran medida de las necesidades que se quieran cubrir en cada momento.

¿Qué tipos de aire son los más comunes?

Hay que decir que, a nivel doméstico, una maquina de aire acondicionado puede solventar numerosos problemas, no obstante, no todos los aparatos sirven por igual, precisamente por ello, es esencial conocer los cinco sistemas más habituales que se pueden instalar en una vivienda, para conseguir ese frescor que tanto se necesita.

Aparato portátil

Se trata de una de las opciones más rápidas que hay, ya que este tipo de aire acondicionado se presenta en un aparato muy compacto, bastante funcional y sobre todo, económico. La gran ventaja de este sistema es que no necesita ser instalado, pudiendo llevar el aire a cualquier punto de la casa que se necesite. Habitualmente, los usuarios suelen utilizar los aires portátiles como apoyo a la refrigeración general de la casa, sobre todo en los días de más calor. Lo normal es que lleven ruedas para un fácil traslado.

Split 1x1

Sin duda alguna, es el sistema más habitual en la actualidad. Un aparato que viene dotado con dos unidades y que se instala en una estancia concreta. Hay que decir que su instalación es muy sencilla, con la ventaja de que puede ofrecen diferentes funcionalidades y potencias, aunque esto dependerá del modelo elegido.

2x1

En este caso se denomina multisplit y, aunque el sistema es muy parecido al anterior, la gran diferencia es que, en esta ocasión, se cuenta con dos aparatos que se instalan en la zona interior de la vivienda, en vez de uno. Su ventaja radica en que cuenta con mayor potencia, lo que se traduce en poder refrigerar habitaciones de mayor amplitud.

3x1

Estos kits de aire acondicionado 3x1 tienen la capacidad de enfriar hasta tres habitaciones a la vez, y para conseguirlo, tan solo cuentan con un compresor. Lo normal es que sean aparatos con un gran rendimiento energético y un diseño bastante estético. Sin duda, son los más completos del mercado, con la mayor eficiencia posible.

Con bomba de calor

Por último, hay que mencionar los aires acondicionados que vienen dotados con bomba de calor. También son bastante habituales, ya que ofrecen la posibilidad de tener frío y calor, con tan solo un aparato. Para ello, se fabrican a partir de la tecnología Inverter, lo que hace que sean equipos totalmente reversibles. Una opción ideal para poder tener climatizada la vivienda durante todo el año.

Principales ventajas de tener un aire acondicionado

Aunque la decisión de comprar uno de estos aparatos es totalmente personal y siempre en base a las necesidades de cada uno, es importante saber cuáles son las ventajas que aporta un sistema de estas características.

De esta manera, hay que decir que gracias a la tecnología que tienen, hacen que el aire que se genere en el interior de un espacio sea más limpio, dejando a un lado el polvo o el polen, así como otras partículas.

De igual modo, son perfectos compañeros para el descanso, sobre todo en las horas nocturnas cuando las temperaturas son más elevadas. A ello hay que añadir que apenas hacen ruido.

También es importante tener en cuenta que son sistemas muy económicos, no solo por su mantenimiento. También porque cuentan con programas para sincronizarlos y que se enciendan y apaguen siempre que se necesite.

Comentarios