lunes 6/12/21

“La retirada del amianto debería ser gratuita, y no subvencionada”. Entrevista a César Morera de la empresa Hostec Desamiantados

El gerente de la empresa Hostec que retira 200 toneladas de amianto al año, Cesar Morera, nos da su opinión referente a las subvenciones para retirada de amianto
cesar morera 5

La Generalitat de Cataluña subvencionó la retirada y eliminación de materiales de la construcción que contienen amianto, en los últimos 3 años, por valor de 5 millones de Euros. Dentro de este grupo de materiales se encuentran cubiertas, bajantes y depósitos de fibrocemento que contienen fibras de amianto y que fueron fabricados en su día por la empresa Uralita. Hostec eliminó amianto subvencionado por la Generalitat, en estos años 2019, 2020 y el 2021 por valor de 3 000 000 €.

Cesar, ¿Por qué la retirada de amianto debería ser gratuita?

Como gerente de Hostec desamiantados, donde nos dedicamos pura y exclusivamente a desmontar materiales que contienen amianto y sustituirlos por nuevos materiales sostenibles, puedo afirmar que las subvenciones por parte del gobierno para eliminar el amianto que genera enfermedades pulmonares en los ciudadanos es una iniciativa excelente, sin lugar a dudas, pero hemos detectado durante estos años que en los periodos en los que están abiertos los plazos para solicitar subvenciones se genera un efecto contrario y los ciudadanos acaban por no retirar estos residuos de amianto. El motivo es qué el dinero que se destina a las ayudas es insuficiente para cubrir todas las solicitudes, pero durante esos meses, en los que se está gestionando la solicitud de la subvención nadie da el paso para retirar amianto con la esperanza que el Gobierno finalmente le conceda dicha subvención. El resultado final es que el dinero no llega para todos y, por lo tanto, muchos se quedan sin subvenciones y sin ánimos para seguir con el proceso de desamiantado.

¿Cómo habéis comprobado semejante afirmación desde el equipo de Hostec?

Muy fácil, no nos ha hecho falta hacer ningún estudio, te lo resumo rápidamente para que lo entiendas, si el año tiene 12 meses, estamos 6 meses esperando que salgan las subvenciones, luego estamos 3 meses gestionando documentación para que la gente solicite estas ayudas y posteriormente trabajamos realizando retiradas de amianto otros 3 meses, únicamente. Evidentemente, esto no es exactamente así, es un ejemplo drástico para que se entienda la situación.

Nosotros creemos que una fórmula más equilibrada seria que los costes de transporte del amianto y de eliminación de este residuo en el vertedero fuesen, llamémosle gratuitos, para todos los ciudadanos. Que en el fondo sería una subvención, pero aplicada de otra forma.

Con esta fórmula todas las personas solicitarían la sustitución de bajantes de fibrocemento o la retirada de placas de uralita en cualquier época del año porque serían conscientes que la eliminación sería sin coste y que únicamente tendrían que pagar la mano de obra del desamiantaje y la instalación de los nuevos materiales como pueden ser los bajantes de PVC en comunidades de vecinos o las cubiertas de panel sándwich en naves industriales. Creemos que el mismo monto económico, pero aplicado de otra forma puede ser más provechoso.

Vemos intenciones claras por parte de la ciudadanía para quitar el amianto de sus viviendas o de sus empresas e instalar materiales actuales y también vemos el compromiso por parte del Gobierno para dar soporte a este proceso al cual nos estamos enfrentando.

¿Cómo afecta económicamente a una subvención a una obra con amianto?

Las obras con materiales que contienen amianto dentro de la construcción las podemos separar en 3 grupos: bajantes, cubiertas y depósitos.

Los bajantes de fibrocemento se encuentran en las comunidades de vecinos y se sustituyan por nuevas tuberías de PVC. La eliminación de estas tuberías tiene un coste aproximado de 65 € por metro lineal y el montaje de los nuevos bajantes tiene un coste aproximado a 90 € m/l.

Las cubiertas de fibrocemento están conformadas por las famosas placas de uralita onduladas y están instaladas en muchísimas viviendas y en industrias, estas placas se sustituyen actualmente por cubiertas de panel sándwich. El precio de cambiar uralita por panel sándwich es de aproximadamente 70 € por m2.

Los depósitos o tanques de fibrocemento ya no se sustituyen por qué actualmente la red de agua potable llega a todas las viviendas sin necesidad de tener que acumular. El precio de retirar un depósito de uralita con amianto es de aproximadamente 250 € por unidad.

Este año, la Generalitat de Catalunya ha dotado con 1 000 000 € las ayudas para la eliminación de amianto.

Comentarios