martes 17/5/22

Reparar los electrodomésticos del hogar cuando estos fallan en lugar de comprarlos nuevos se había convertido en una cosa del pasado: la reducción del precio de los frigoríficos, neveras, lavadoras, lavavajillas, hornos, etc. había permitido a las familias españolas en las últimas décadas permitirse el lujo de evitarse el engorro de tener que buscar a un experto en reparaciones, reservar una cita con el mismo, recibir diagnóstico de la causa de la avería del electrodoméstico y, después, esperar unos cuantos días (o en el peor de los casos semanas) hasta que se le diera solución al problema con el mismo.

Todo este largo proceso podía ser fácilmente evitado acudiendo a un centro comercial y comprando un electrodoméstico nuevo a estrenar, mejor aún teniendo en cuenta las facilidades que ofrecen hoy los comerciantes de estos aparatos que acuden a los hogares a retirar el viejo electrodoméstico y a instalar el nuevo.

No obstante, hay momentos puntuales en los que las tendencias cambian y se retoman hábitos olvidados. En Marzo de 2020 la pandemia del COVID-19 dio inicio en España interrumpiendo repentinamente el ritmo de vida que se venía llevando desde hacía años. El consumo cayó en picado, la población recibió el mandato de trabajar desde casa y muchos negocios interrumpieron operaciones. Todos estos cambios repentinos significaron también el regreso a prácticas que parecían olvidadas, especialmente si las mismas son favorables al bolsillo, y el bolsillo manda en tiempos de coyuntura económica.

De acuerdo a Alejandro Duque, director de ESPECIALISTAS UNIDOS S.L., empresa valenciana dedicada al servicio técnico profesional, desde Marzo de 2020 la elección de mandar a reparar los electrodomésticos cuando estos fallan en lugar de comprarlos nuevos ha experimentado un crecimiento exponencial: "nuestro personal especialista en servicio tecnico valencia no da abasto desde el inicio de la pandemia, calculamos un incremento en el volumen de negocio de aproximadamente el 50% en la ciudad de Valencia", indica.

Al igual que ESPECIALISTAS UNIDOS S.L., son muchas las empresas y talleres de servicio técnico de todas partes de España que acusan de igual manera un notable incremento en la demanda de sus servicios. La explicación más lógica para este fenómeno está relacionada con el ahorro que permite el reparar un electrodoméstico en lugar de comprar uno nuevo a la primera, como venía siendo costumbre ya desde hacía varios años en España. Otra de las posibles explicaciones estaría relacionada con el impacto ambiental: la reparación es a todas luces una alternativa más amigable con el medioambiente, y como ya se sabe no es un secreto que las causas ecológicas marcan tendencias hoy en día y hábitos de consumo.

En conclusión, la pandemia del COVID-19 ha introducido cambios radicales en nuestra manera de vivir, relacionarnos y consumir. En algunos casos, estos cambios radicales significan el retorno a prácticas que se habían olvidado, como el de mandar a reparar. Es posible que esta tendencia sea sólo un efecto pasajero del la crisis coyuntural causada por la pandemia, no obstante, bienvenida sea si la misma no sólo es amigable con el bolsillo sino también con el medioambiente.

La reparación gana terreno a la compra de electrodomésticos nuevos desde el inicio de...
Comentarios