viernes 15.11.2019
Amor y relaciones

¿Quieres saber cuáles son los mejores métodos para olvidar a tu ex?

Las relaciones de pareja suelen terminar por muchos motivos, pero esto no impide que algunas lleguen a ser muy dolorosas. Para combatir esa depresión posterior a un ruptura, la mejor forma es utilizar estrategias que sean favorables y aquí te contaremos hoy algunas de ellas

¿Quieres saber cuáles son los mejores métodos para olvidar a tu ex?

No todos funcionamos de la misma forma y es un hecho que a algunos nos llega a afectar mucho más una ruptura que a otros. Lo bueno que tenemos hoy en día con el uso de Internet, es que no estamos solos y es posible encontrar buena información en la materia visitando sitios como el de superandounaseparacion.com/como-olvidar-mi-ex/.

Y es que los asuntos del corazón son bastante complejos y, en muchas ocasiones, lo que éste opina no se pone a tono con lo que la mente sabe qué es lo mejor. Pero atención, porque una de las peores cosas que puedes hacer es encerrarte en ese dolor y olvidarte que aún afuera hay un mundo y existen otras personas para las que eres importante.

El caso es que llegar al olvido, como tal, es prácticamente imposible. Es un hecho que fue una persona importante con la que compartiste parte de tu vida y esos momentos quedarán grabados en tu memoria quieras o no. En todo caso, lo que sí es factible, es superar la separación y entender aquello que ya no es igual y que toca seguir adelante.

Quizás, en un primer momento, cueste mucho entender las razones que han llevado a que esa ruptura se dé. Sin embargo, es necesario detenerse a pensar si la relación realmente valía la pena, pues si de hecho estaban ya teniendo muchos problemas, discutían con frecuencia, existían diferencias, etc…, lo mejor es haberle dado un “stop” antes de que las cosas se pusieran peor.

Los sentimientos encontrados

 

Somos personas emocionalmente complejas y eso es lo que nos causa muchos de los problemas que con frecuencia tenemos. Las emociones proceden de los sentimientos y estos últimos son muy difíciles de controlar.

Después de una ruptura, a muchas personas les cuesta diferenciar si lo que sienten en ese momento es verdadero amor o es que, de hecho, la costumbre ha hecho mella en ellos y necesitan, más que querer, a esa persona a su lado.

Si tú has logrado diferenciar estos dos escenarios, mereces una ¡enhorabuena!, pues ya has tenido un avance considerable en la materia. Si por el contrario, todavía no logras definir con claridad tus sentimientos, quizás esté todo aún muy reciente o necesites de algún apoyo profesional.

Mente ocupada: estrategia de alto valor

 

Nuestra mente es la mejor consejera y también el peor entorno para vivir nuestros problemas. En ella almacenas todos los recuerdos y cosas bonitas que tuviste al lado de tu ex y eso, sin piedad, te lleva a consumirte en la tristeza.

Por esta razón, una de las mejores formas de avanzar después de una ruptura, es dándole a la mente las razones suficientes para estar ocupada, así que éste puede ser el momento propicio para avanzar en ese proyecto que tienes pensado desde hace tiempo o tomar alguna materia más en la universidad. La idea es que ese hueco que él tiene apartado en tus pensamientos, lo sustituyas por otra cosa y mejor aún si es productiva para ti o te hace feliz, pues así prestarás mucha más atención.

Otra forma de liberar la mente es haciendo actividades al aire libre. Eso sí, lo mejor es evitar frecuentar los lugares a los que iban juntos, pero en caso de que sea imposible, apuesta por cambiar de compañía y sal con amigos, familiares y nuevas personas que te brinden otro tipo de ambiente.

Practicar deportes es también una buena estrategia porque te ofrece distracción mental y cansancio físico, lo que estimula a que puedas descansar mejor durante las noches, pues para nadie es un secreto que después de pasar por un dolor de estas características, dormir bien se hace bastante complicado.

Cambios extra en tu forma de vida

 

Quieras o no, ya has pasado por el cambio más trascendental que es no estar junto a esa persona amada. Así que de ahí en adelante, los demás cambios no deberían ser tan complejos, sobre todo si piensas en los efectos positivos que esto te traerá.

Lo primero que hace falta es desprenderse de todos los recuerdos que te hagan pensar en él o ella, éstos incluyen fotos, regalos, recuerdos, etc…, no te decimos de buenas a primeras que los eches a la basura porque después podrías arrepentirte, pero sí es posible colocarlos todos en una caja y guardarlos en un altillo de mueble, pero no en tu misma habitación.

También es mejor evitar el contacto con esa persona durante el tiempo que consideres necesario. Existen muchas parejas que tiempo después de haber roto su relación, permanecen como buenos amigos e incluso llegan a mantener una relación muy estrecha. Pero esto sólo es posible de lograr, al haber sanado las heridas y darse un tiempo, así que es mejor no apurar las cosas.

Por ende, no te hagas daño visitando sus redes sociales para conocer cada uno de sus movimientos, no preguntes a sus amigos por él o ella, evita frecuentar los sitios que sabes que le gustan, intenta no caer en desesperación, así como llamarle o enviarle mensajes a cada rato.

Por último, una de las peores decisiones que se pueden tomar después de haber pasado por una ruptura dolorosa es buscar una nueva cita. Ese lema de que un clavo saca a otro clavo es muy poco provechoso en estos casos y más bien puede llevar a que cometas errores de los que después te arrepentirás.

A cada evento hay que darle su propio tiempo y éste no es la excepción. Ya en el momento en que sientas que tu corazón está reparado y que las cosas pintan mucho mejor, entonces sí será el momento de buscar para salir con alguien más y quién sabe, quizás en esa nueva persona encuentres el candidato ideal para ti y con quién todo marchará a pedir de boca.

Comentarios