viernes 05.06.2020

¿Qué son los créditos online?

Parece un sueño que cualquier persona pueda recibir un préstamo sin tener que presentar una gran cantidad de papeles en el banco, pero es una realidad. La manera es a través de internet, con los préstamos rápidos que se han puesto tan de moda
¿Qué son los créditos online?

Son un método de financiación de gran relevancia en el mercado actual en España, gracias a que presentan soluciones para las personas que no pueden acceder a ciertos servicios mediante métodos tradicionales. Las entidades financieras están reguladas por el banco central de cada país en el que operan, por lo que los créditos rápidos son seguros.

Funcionan muy bien para las personas que necesitan dinero rápidamente porque la respuesta es casi inmediata. Es muy útil para los que tienen una situación de urgencia, como lo puede ser una emergencia médica, aprovechar una oportunidad única e incluso simplemente llegar a fin de mes porque ocurrió una situación que se escapó de las manos.

La mayor ventaja de estos créditos es que todo funciona por internet, son rápidos, y no tienen grandes requisitos. Apenas es necesario ser residente de España con un DNI vigente, ser mayor de de 21 años y tener una cuenta bancaria a su nombre. Por lo tanto, no hace falta presentar la gran cantidad de papeleo que suelen pedir los bancos.

Todo este conjunto de beneficios los convierte en la manera más fácil y segura de conseguir dinero a través de internet. Gracias a esto, personas de todo tipo que no pueden solventar sus problemas con los bancos, sí tienen ahora acceso a un servicio que satisface sus necesidades.

¿Cómo solicitarlos?

Solicitar préstamos de dinero urgente es bastante sencillo. De hecho, es una de las mayores ventajas en comparación a todo lo que hay que hacer para pedir cualquier tipo de financiación por otros medios. Esto es lo que vuelve a los préstamos online como viables para una situación de emergencia, en contraposición con los tradicionales.

Para ello, hace falta acceder a la página web de algunas de las entidades financieras, y hacer un registro rápido. Directamente en el sitio puede haber numerosas ofertas en las que habrá que escoger la más adecuada según el importe, los intereses y el plazo de devolución del dinero. Si no, el portal se va a encargar de enviar al correo opciones acorde a tu perfil.

También hay comparadores de préstamos, en los que se coloca el importe a solicitar y el plazo de devolución. Los resultados que lanzan varían en cuanto a los intereses, el coste de de la transacción y los prestamistas. Es muy útil para personalizar la búsqueda y comparar fácilmente.

Hay que tener en cuenta que lo mejor es pedir únicamente el dinero que se necesita para poder pagarlo cómodamente. A continuación, se rellena un formulario online en el que se proporcionan datos de contacto e información personal básica. Un sistema automatizado revisa la solicitud, y el importe se deposita en los siguientes 10 minutos.

Créditos para todos

La idea de este tipo de financiación es que todos tengan acceso a ellos, por lo que existen creditos rápidos sin importar ASNEF, que son perfectos para las personas que no tienen un buen historial crediticio. Hay algunas condiciones, pero siguen siendo la opción más viable para este grupo de personas, siendo quizás la única.

Las entidades financieras aceptan este público porque no es difícil caer en una deuda relativamente pequeña. De hecho, el único requisito es que la suma de todas sus deudas sea inferior a 1.000 euros porque un importe tan bajo no siempre determina la capacidad de pago de una persona en su totalidad.

Este grupo de personas siguen siendo morosas, pero no necesariamente tienen una mala capacidad de pago en general. Éste es el motivo por el que siguen siendo elegibles para recibir préstamos online. La única restricción es que los importes iniciales son bastante bajos, aunque se van aumentando a medida que se vayan pagando los créditos puntualmente.

Comentarios