sábado 15/8/20

Préstamos personales

Hay muchos motivos por los que querríamos solicitar un préstamo rápido personal, pero esto no quiere decir que nos valga cualquiera que podamos encontrar en el mercado
Préstamos personales

Habrá que sopesar si se cumple con los requisitos para poder optar a los mismos… pero, además, también existen otros criterios que se tienen que estudiar.

Tendrás que conocer la cantidad máxima que puedes pedir, el plazo de amortización, la cuota mensual, entre otras particularidades.

Sin más dilación, aquí te indicamos todo lo que debes considerar antes de decantarte por alguno.

¿En qué nos debemos basar para contratar un préstamo personal?

 

Estudia la entidad

Hay muchas empresas especializadas en la fórmula de los créditos rápidos, pero esto no quiere decir que todas sean de fiar.

Lo realmente interesante es hacer un estudio de la trayectoria de la marca, conocer su historia, que empresa está detrás, tener presente las opiniones y testimonios de los usuarios, entre otros detalles.

Es cierto que es de los consejos para pedir un crédito rápido más obvios, pero conviene tenerlo en cuenta para no pasarlo por alto.

Compara

Cada empresa de créditos rápidos te va a ofrecer una cierta cantidad de dinero, un plazo de amortización diferente y, lo que es más importante, unos intereses y comisiones muy variables.

Lo interesante sería comparar empresa por empresa, para ver la que te ofrece menores condiciones… el problema de esto es que necesitarías mucho tiempo para ir web por web. Por ello, existen los comparadores de créditos rápidos.

Estos comparadores funcionan de una manera 100% online, y tan solo tendrás que indicar un par de criterios para tener, al momento, una completa lista de las empresas que nos ofrecen las mejores condiciones.

Compara opciones y podrás conseguir la mejor empresa.

Seguridad

También te interesa el tema de la seguridad de los préstamos rápidos: la plataforma debe ser segura y contar con el protocolo SSL, que te garantiza que no se producirá ningún tipo de vulneración externa.

TAE

La TAE son las siglas de Tasa Anual Equivalente y es la que nos dicta lo que nos va a costar realmente el préstamo (está compuesta por comisiones + intereses + gastos).

La gran ventaja de los créditos rápidos es que suelen incluir todos los gastos en esta TAE, aunque puede haber otros gastos adicionales. En cualquier caso, a diferencia de los bancos, estas entidades no te obligarán a contratar otros servicios, cómo puede ser un seguro de vida o de hogar.

Cuidado con retrasarte con los pagos

Cuando calcules la cuota mensual, debes asegurarte de que vas a ser capaz de cumplir con la misma. Esto es muy importante ya que, de no hacerlo, tendrás que asumir intereses de demora, y te podemos adelantar que no son nada económicos.

Además, algunas entidades te permiten adelantar algunas cuotas, o hasta pagar el préstamo antes de tiempo (esto es lo que se conoce como la fórmula de amortización anticipada). Sin embargo, es posible que te cobren comisiones por ello, por lo que habrá que tener mucho cuidado.

Ten presente estos criterios, pero no te olvides de tener muy presente las condiciones del contrato, por lo que deberías leerlo tantas veces como hiciese falta.

Comentarios