lunes 06.04.2020
Abogada, de 44 años

Pedro J. Ramírez presenta a su nueva novia

Su nombre apareció en un proceso por denuncias falsas por violencia de género

Pedro J. Ramírez, junto a Cruz Sánchez de Lara.
Pedro J. Ramírez, junto a Cruz Sánchez de Lara.

Se confirmó lo que se sospechaba. El motivo de la ruptura del matrimonio entre Pedrojota Ramírez y Ágatha Ruiz de la Prada se ha debido a una tercera persona, una mujer que de la noche a la mañana se ha convertido en la novia del director de El Español.

Una semana después de conocerse que la pareja había decidido poner fin a sus treinta años de relación y apenas unos meses de matrimonio (lo habían contraído el pasado mes de junio para evitar que sus hijos tuvieran problemas a la hora de heredar los títulos de su madre), motivo por el que habían puesto a trabajar a Javier González de Liaño, que se iba a encargar el divorcio, el periodista ha presentado en las redes sociales a su nueva pareja.

Se trata de la abogada Cruz Sánchez de Lara, de 44 años, representante en el consejo de administración de El Español del empresario colombiano Carlos Mattos. Su presentación se ha hecho sirviéndose de un tuit -una foto de ambos en un acto público, junto a la que ha escrito "A la sombra de un león"- y de un artículo en la web que dirige.

Veinte años más joven que él, es socia de un despacho de abogados con oficinas en Madrid, Sevilla y Granada, y preside la organización filantrópica internacional THRibune (Tribune for Human Rights), dedicada a la defensa de los derechos humanos. En especial se ocupa de la emponderación femenina, tal y como recoge la web de Telecinco.

Calificada por expertos del corazón como Pilar Eyre como la "Amal Clooney nacional", Sánchez de Lara es miembro de las directivas de organizaciones como Alianza para la Solidaridad, Plataforma de Mujeres Artistas contra la Violencia de Género e International Justice Watch. Ha desarrollado proyectos humanitarios en Argelia, Argentina, Colombia, República Dominicana, Egipto, Guatemala, Israel, México, Palestina y Siria, aunque su nombre apareció en un proceso por denuncias falsas por violencia de género, un caso finalmente archivado.

Mientras que Pedro J. rehace su vida, a su ex, Ágatha Ruiz de la Parda parece que no le van del todo bien sus empresas, ya que, según Vanitatis, han presentado cuentas en el Registro Mercantil en un momento delicado para la diseñadora y empresaria. La XII marquesa de Castelldosríus y la XXIX baronesa de Santa Pau es administradora única desde 2003 de Enjoy & Laugh SL, una gran entidad matriz con un activo total de 9.394.089,27 euros, pero que en el último ejercicio ha perdido 468.279,72 euros.

Tampoco parece que haya sido muy bueno el desembarco de la empresaria en Estados Unidos, como demuestra el que la tienda que ha abierto en en el corazón de Tribeca, en el 466 de Greenwich Street, arroja también pérdidas a la luz de los datos del Registro Mercantil.

Sin embargo, el agujero negro principal de sus empresas es Agatha Ruiz de la Prada Nueva York, que es la que destina para el comercio al por menor de prendas de vestir al otro lado del Atlántico. En el ejercicio de 2015 hay una pérdida de patrimonio neto de casi cuatro millones de euros (3.975.372,37 euros).

Comentarios