Domingo 19.05.2019
Sociedad

Ya pasó la OPE de Enfermería… ¿y ahora qué?

Como hemos visto desde el pasado domingo 12 de mayo, la oposición ha dejado opiniones para todos los gustos. Las alegrías, en su mayor parte, y las decepciones van por Comunidades, por 13 concretamente

Respecto a las preguntas, parece haber cierta homogeneidad, ya que han estado dentro de lo se ha calificado como normalidad, con preguntas repartidas, escasas sobre legislación y epidemiología y sí sobre el calendario vacunal, de Atención Primaria (variadas y algunas repetidas de convocatorias anteriores) y sobre informática, así como las que tenían un componente práctico las cuales eran más asequibles para quienes tuviesen experiencia laboral previa.

Una gran mayoría de candidatos han advertido de la importancia de haber realizado master enfermería y cursos enfermería acreditados pues les ha servido para responder un buen número de preguntas y confían en que les otorguen los puntos que les den la diferenciación con los otros candidatos una vez superado el corte.

Hay Comunidades donde ha sido más asequible (Madrid, Castilla-León) pero donde se estima que el corte va a estar más alto obteniendo una de las 20.501 plazas quienes tengan más méritos. En otras (Extremadura, Murcia, Andalucía, Baleares) a los opositores les ha resultado de un nivel más elevado, ya que el examen no ha estado unificado.

Finalmente, se presentaron 82.408 candidatos, alrededor del 65% de los inscritos con lo que el ratio por plaza en general desciende desde el 6,8 al 4,4 e incluso alrededor de 3,5 candidatos como en Castilla-León. Una lástima que haya habido comunidades que no se sumaron a esta convocatoria.

Pero como siempre hay que mirar adelante, y aunque era un dato que se conocía, con estas plazas no se llegará al 8% de temporalidad fijado por las administraciones autonómicas, e incluso hay quien señala que, en formato práctico, se ha tratado de un proceso de estabilización. Es por ello, que deberían crearse nuevos puestos de trabajo en nuevas OPEs y en la medida de lo posible tengan la periodicidad necesaria para que la eficiencia del Sistema Nacional de Salud no se resienta, tampoco para los pacientes, hecho que solo se logra con procesos de consolidación y plantillas que puedan atender los procesos que requiere la población, como así sucede en otros países de la Unión Europea.

Conseguir una de estas plazas es un sueño ya que aporta una gran estabilidad tanto económica (cuánto cobra una enfermera) como mental, repercutiendo este estado positivamente en el paciente que es el que realmente importa en el sistema sanitario.

Deseamos que todo el esfuerzo que han realizado las enfermeras y enfermeros durante estos meses, tenga el retorno en forma de estabilización y mejora laboral.

Comentarios