jueves 2/12/21

Omella pide más donativos para atender el aumento de la pobreza por la covid

El arzobispo de Barcelona y presidente de la Conferencia Episcopal Española (CEE), el cardenal Juan José Omella, solicita "ahora más que nunca" la colaboración económica con la Iglesia para poder seguir atendiendo a "las muchas familias" que están en "situación económica crítica" a consecuencia de la pandemia de covid

juan jose omella
Juan José Omella | Archivo

En su carta dominical de hoy, titulada precisamente "Ahora más que nunca", con motivo de la celebración del Día de la Iglesia Diocesana, el cardenal recuerda que durante el último año debido a la pandemia también han disminuido las colectas en las parroquias.

"Hace ya más de año y medio que estamos viviendo los efectos de la pandemia de la covid-19. Han sido muchas las personas y las familias que han sufrido y están sufriendo en primera persona los efectos más nocivos de este virus", escribe Omella.

El cardenal también recuerda que "los hospitales, los centros de atención primaria y todos los profesionales que trabajan en ellos han hecho y siguen haciendo un esfuerzo ingente que nunca les podremos agradecer lo suficiente".

Subraya que "la Iglesia, en colaboración con las administraciones públicas y con otros agentes sociales, ha sido muy activa en la atención y en el acompañamiento a los enfermos, a los difuntos y a sus familiares".

El arzobispo afirma que "ahora, más que nunca, trabajamos para atender con mucho afecto a los hermanos y hermanas que se dirigen a nuestras parroquias, comunidades o instituciones, pidiendo ayuda económica o espiritual para poder avanzar con más serenidad en medio de la grave crisis social y económica provocada por la pandemia".

"Aunque parece que nos estamos recuperando, para muchas familias las consecuencias económicas son críticas. Hace ya meses que las diferentes entidades sociales de la Iglesia, encabezadas por las Cáritas diocesanas y parroquiales, ven cómo familias enteras tienen serios problemas para vivir dignamente", alerta el prelado.

Según Omella, "durante el último año las colectas parroquiales han disminuido considerablemente, lo que ha provocado graves dificultades para el sostenimiento económico de algunas parroquias y centros de culto, espacios desde donde la Iglesia desarrolla su misión espiritual, asistencial y misionera. Queremos seguir atendiendo a todos los que necesitan ayuda y luz en su camino".

Por todo ello, el cardenal pide aportaciones, ya sean puntuales o periódicas, para financiar las ayudas sociales de la Iglesia.

"Ha llegado la hora de entender que tenemos que estar más unidos que nunca y caminar juntos. Formamos parte de una gran familia que quiere que nos sintamos protegidos, acogidos y seguros. Son muchos los hermanos que nos envían un grito de alerta. Necesitan nuestra ayuda, la ayuda de la Iglesia", concluye el cardenal. EFE

Comentarios