lunes 17/1/22

Menos polución y vivir en zonas verdes o junto al mar mejoran a enfermos EPOC

Menos contaminación atmosférica y un mayor acceso a espacios verdes, a ríos o al mar mejoran la calidad de vida de las personas con Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC), según un estudio del Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal), que ha analizado la influencia de factores ambientales y la enfermedad en más de 400 pacientes

Sierra de Mallorca donde se ha producido el accidente.

El estudio del ISGlobal, centro impulsado por la Fundación La Caixa, subraya la necesidad de implementar políticas urbanas que mejoren la calidad de vida del gran número de personas con enfermedades respiratorias en el mundo.

"Se sabe que varios factores clínicos y psicológicos pueden influir en la progresión de la EPOC, pero se ha investigado poco sobre el efecto de factores ambientales", ha explicado Judith Garcia-Aymerich, investigadora de ISGlobal y coordinadora del estudio.

Por eso el equipo de Garcia-Aymerich ha evaluado por primera vez la relación entre calidad de vida relativa a la salud y diversos factores ambientales en más de 400 pacientes con diferentes grados de EPOC clínicamente estable, desde moderada a grave.

Los pacientes, residentes del área de Barcelona, hicieron un test de evaluación de EPOC y contestaron un cuestionario clínico.

El equipo investigador determinó la exposición residencial de cada paciente a contaminantes del aire (NO2, partículas PM2,5, PM10 y absorbancia de PM2,5), ruido por tráfico, temperatura a nivel del suelo, y cercanía a espacios verdes o azules (ríos, embalses o mar)

Encontraron que altos niveles de NO2 y de PM2,5 (que es un indicador del hollín que resulta de la combustión) se relacionaban con peores resultados en la evaluación y el cuestionario, mientras que una mayor distancia con espacios verdes o azules se asoció con peores resultados en la parte del cuestionario relativa a la salud mental.

"Esto podría explicarse por el efecto restaurador que tienen los espacios verdes y azules, aunque también podría deberse a la mayor actividad física que propician", ha puntualizado Subhabhatra Moitra, primer autor del estudio.

Los investigadores admiten que, al ser un estudio transversal (y no longitudinal), no se puede demostrar una causalidad y que será necesario hacer otros estudios para entender mejor la contribución de cada tipo de contaminante.

"Sin embargo, el primero hecho en una población mediterránea evidencia que la contaminación del aire (particularmente por NO2 y hollín) y la lejanía de espacios verdes o azules afecta de manera negativa a la calidad de vida relativa a la salud en pacientes con EPOC", según Garcia-Aymerich.

Estos resultados pueden ayudar a los médicos a mejorar la calidad de vida de sus pacientes con EPOC, por ejemplo, recomendándoles evitar zonas de tráfico o acercarse lo más posible a zonas verdes o azules.

También confirman la importancia de limitar la polución del aire en las ciudades y de redefinir políticas urbanas para mejorar la calidad de vida de un gran número de personas que viven con enfermedades respiratorias.

Los resultados de este estudio se han publicado a pocos días de que se celebre el Congreso de la European Respiratory Society de este año, que se llevará a cabo virtualmente entre el 5 y 8 de septiembre. EFE

 

Comentarios