lunes 18/10/21

La mejor manera de hacer seguimiento a la pérdida de peso

En la actualidad, el sobrepeso y la obesidad aumentan sus tasas, quizás por razones como: no hacer una dieta alimenticia equilibrada, tener desórdenes hormonales, llevar una vida sedentaria o ingerir algún tipo de fármaco que favorece el aumento del peso corporal
OBESIDAD

Lo cierto es que hay que determinar cuál es la causa y utilizar las herramientas adecuadas para combatirlo, ya que el exceso de peso desencadena enfermedades como: la diabetes, cardiopatías, artralgias, entre otras. Sin importar el método que se utilice, hay que tener siempre una báscula de calidad, pues es un instrumento útil para determinar la cantidad de peso perdido y otros factores relacionados directamente con la salud.

Factores que hay que tener en cuenta antes de pesarse

En el mercado están disponibles las mejores basculas de baño de diferentes tipos, tamaños y marcas, las hay para cada gusto y necesidad. Están diseñadas para llevar un control del peso adecuado.

Es ideal que la báscula se encuentre en el baño para pesarse sin ropa, lo que conlleva a un registro exacto. Lo esencial a la hora de contabilizar el peso, es seguir algunos aspectos para hacerlo con mayor precisión.

  • Pesarse sin ropa.
  • A la misma hora, habitualmente en ayunas.
  • No consumir ningún alimento o bebida antes de realizar la medición.
  • Hacer registros semanales.
  • Colocarse de pie, con la cabeza erguida y estar sereno mientras se calcula el registro.
  • La báscula debe estar calibrada.

Un detalle fundamental que no se debe pasar por alto, es posicionar la balanza en una superficie plana y firme, así que se recomienda no colocarla en suelos de madera o alfombrados. También es importante alejarla de cualquier dispositivo electrónico que pueda alterar su registro, si es un modelo digital.

Tecnología que marca la diferencia

La era digital ha hecho que las básculas evolucionen, gracias a una configuración de un sistema innovador que hace posible un análisis corporal. No sólo son capaces de medir el peso con exactitud, sino que también registran datos como masa muscular y ósea, agua corporal y tasa metabólica basal.

Al considerar los tipos de básculas, también existen las analógicas, que son las más antiguas, con ciertas desventajas y ventajas al compararlas con las digitales. Por ejemplo, no son tan exactas al marcar los gramos, pero no utilizan pilas, debido a que funcionan con un sistema de contrapeso y son muy fáciles de calibrar, a diferencia de las electrónicas.

¿Cómo elegir la mejor báscula de baño?

Lo primero que hay que considerar, es que debe ser de una marca reconocida y de calidad. Para eso hay comparadores en Internet que ayudan a elegir la que más se adapte a las necesidades y conveniencias de cada persona.

Entre las marcas más cotizadas se encuentran:

  • Rowenta premio BS1220V0: cuenta con una pantalla LCD grande que permite visualizar la lectura fácilmente, es de vidrio templado, y está cubierta en los bordes de plástico, como protección ante cualquier accidente. Aparte es delgada, lo que permite colocarla en cualquier espacio.
  • Etekcity EB9380H: tiene la capacidad de registrar el peso de forma inmediata, gracias a la tecnología alemana. Cuenta con 4 sensores que dan la lectura precisa, por otro lado, se apaga de manera automática al no utilizarse e indica cuando la batería está baja.
  • Aicok: este modelo soporta un peso de hasta los 180 Kg, está hecha de cristal y cuenta con memoria para 8 personas, es capaz de calcular el índice de masa corporal, hidratación, grasa corporal y visceral.
  • Kamtron: fabricada con vidrio templado, es una báscula para uso familiar, debido a que se pueden registrar un número ilimitado de usuarios, y lo mejor de todo, se pueden hacer descargas gratis en Apple App o Google Play, también cuenta con bluetooth y con la certificación FDA.

Lo segundo, es encontrar una báscula que tenga un buen diseño. Respecto a la superficie, debe ser amplia y resistente para la comodidad de uso, y que tenga un soporte de peso de amplia escala. Por otro lado, el diseño también cuenta, ya que según los materiales con que esté fabricada, variará su precio. Se pueden elegir de acero, de vidrio templado, plástico o acrílico.

Finalmente, hay que comprar una que sea fácil de limpiar, que resista ciertas temperaturas y la humedad. Si se investiga bien en las propiedades de cada báscula, sin duda, se podrá elegir no sólo la mejor, sino una duradera que sea ideal para el control del peso.

Comentarios