domingo 08.12.2019

La locura de los chollos

Es un hecho que en la actualidad nos hemos convertido en una sociedad de consumo y que el capitalismo reina y rige nuestras vidas. Todos queremos tener los distintos dispositivos que nos permiten que nuestra vida sea más cómoda y fácil, esa prenda de la última marca que ha puesto de moda algún influencer o el algún complemento que se haya vuelto imprescindible
La locura de los chollos

A veces incluso basamos nuestra felicidad en tener cuantas más cosas mejor.  Pensemos todos un breve momento en la última cosa que nos hayamos comprado, y que no sean alimentos. Seguro que no tenemos que hacer un gran esfuerzo porque compramos con bastante asiduidad. Además, el mercado nos ofrece gran variedad de productos y muchas marcas, unas más asequibles que otras, para que tengamos donde escoger.  

Antes de la llegada de internet a nuestras casas y a nuestros móviles si queríamos comprar algo había que acudir a las tiendas físicas y eso puede que ayudase a comprar menos, ya que a veces uno no tenía tiempo suficiente de desplazarse a la tienda en cuestión o nos daba más pereza por las colas que pudiera haber. De esta forma, acudíamos a comprar mayoritariamente solo cuando era necesario. Este hecho también beneficiaba al comerciante, ya que, si el cliente no contrastaba precios o no había oferta cerca, acababa comprando en ese establecimiento aunque fuese más caro. La llegada de los grandes centros comerciales, que reúnen en un único espacio tiendas de moda, complementos, hogar, supermercado y ocio, modificó nuestra forma de comprar, facilitándonos el proceso de compra, pero hizo que las tiendas tengan que ofrecer precios o productos diferentes y a buenos precios, ya que ahora comparar y buscar la mejor opción es mucho más fácil.  

Esta situación, como muchas otras, ha cambiado radicalmente y ahora podemos comprar todo lo que queremos con solo hacer un click, sentados en el sofá de casa. Adicionalmente, internet nos permite comprar tanto en la tienda de la esquina,  como en una cadena que opere en todo el país o incluso a China, por ejemplo en Aliexpress. Nos permite no tener que movernos de nuestro domicilio para realizar cualquier transacción, ya que no lo entregan en la puerta y en caso de realizar una devolución o cambio nos lo vienen a recoger. Esto ha hecho que el mercado haya tenido que optimizar sus recursos y ofrecer precios competitivos para ganarse una clientela.  

Hace unos años íbamos de tiendas, le echábamos el ojo a algo y nos esperábamos al período de rebajas más cercano para poder sacarlo más barato.  Hoy en día casi todos los días son rebajas: el día del soltero, el black friday, el límite 48 horas, el día sin IVA, rebajas de navidad, de verano….. y sin olvidarnos de los outlets, esos centros comerciales que cada vez están más de moda que nos ofrecen productos de las primeras marcas, aunque de temporadas pasadas, con descuentos todo el año.  

Además, para hacer que compremos, muchas veces no tenemos que tener una necesidad o tener  que  realizar una búsqueda profunda para encontrar esos chollos, sino que las compañías se encargan de realizar buenas campañas de marketing y publicidad y nos encontramos los anuncios de esas suculentas ofertas en medio de nuestras redes sociales, cuando consultamos el email o la prensa. Con este bombardeo es normal que al final caigamos y nos compremos eso que, aunque no necesitemos, no podemos dejar escapar debido a su calidad y al precio que ofrece.  

Si por el contrario nos encanta comprar, queremos gastar lo menos posible o mejor dicho hacer que nuestras compras sean rentables y con una cantidad de dinero comprar lo máximo posible, y queremos estar al tanto cada día de las mejores ofertas del mercado, así como de las ofertas que ofrecen las distintas plataformas de compras o alguna marca en concreto, el mejor sitio es Cholloterapia. En esta página web tenemos la opción de buscar las ofertas actuales, buscar por tiendas de marcas específicas, como por ejemplo los chollos Amazon, poder incluirnos en los grupos de chollos Telegram que anuncian todas las ofertas e informarnos de las apps de compras. A veces no solo se trata de ofertas concretas y precios rebajados sino que pueden darnos cupones o códigos de descuento para utilizar en algunas marcas cuando nos venga mejor.  

Todo esto ayuda a esas personas que buscan algún artículo en concreto de alguna marca y quieren obtener una rebaja o a aquellos que necesitan una prenda o un utensilio y les da igual la marca pero no pueden permitirse un gasto elevado. De esta manera podemos comparar el mismo producto en varias marcas y escoger el que más nos convenga en cuanto a calidad y precio. Así, todos podemos obtener lo que buscamos y hacemos que la rueda del capitalismo siga girando.  

Comentarios