viernes 21.02.2020
SEXTO NIETO DE AZNAR

José María Aznar III ya está en casa

José María Aznar Botella y Mónica Abascal ya tienen la parejita tras el nacimiento de su segundo hijo

Monica Abascal y José María Aznar Botella, ya tienen a su segundo hijo en casa. | EP
Monica Abascal y José María Aznar Botella, ya tienen a su segundo hijo en casa. | EP

José María Aznar Botella y Mónica Abascal están de enhorabuena, y es que ya tienen en su hogar al nuevo miembro de la familia. El matrimonio ya tiene la parejita tras el nacimiento, el lunes 19 de mayo, de su segundo hijo, un varón al que para seguir la tradición familiar han llamado José María.

Como recordaremos José María Aznar Botella y Mónica Abascal contrajeron matrimonio el 17 de diciembre de 2011 en la Finca El Campillo de San Lorenzo de El Escorial, en Madrid. En marzo de 2013 venía al mundo su primogénita, una niña a la que llamaron Valvanuz en honor a la hermana de Mónica Abascal.

La llegada de esa niña fue una gran alegría para la familia, que veía nacer a una mujer después de los cuatro hijos varones de Ana Aznar y Alejandro Agag, que son padres de Alejandro (2004), Rodrigo (2005), Pelayo (2008) y Alonso (2010).

Ahora, la alegría vuelve a la familia con este retoño que es el sexto nieto del expresidente del Gobierno José María Aznar y de la actual alcaldesa de Madrid, Ana Botella. El nombre fue elegido por el padre, que quiso que se llamara como él y como el abuelo.

Precisamente Ana Botella acudió al hospital para acompañar a su nuera y a su hijo cuando abandonaban el hospital. La alcaldesa nos explicó cómo se encontraba su nieto "muy bien, gracias". Mónica, a la que todavía se le notan las secuelas de su embarazo y todavía no ha recuperado del todo su figura, se encargó de llevar hasta el coche sus pertenencias y alguno de los regalos que había recibido estos días.

Mónica, que lució para la ocasión falda larga de color beige, jersey de manga larga de color gris y cómodas bailarinas doradas, se encargó de guardar en el maletero una impresionante cesta con frutas variadas. Muy contenta y amable, nos explicó cómo se encontraba "todo bien, gracias".

Tras guardar las cosas en el coche, en la ayuda de su marido y un familiar, el matrimonio volvió a entrar en el hospital para recoger a su pequeño y marcharse a casa. Mónica fue la encargada de llevar a su recién nacido en brazos y tapadito con un arrullo azul.

Comentarios