lunes 6/12/21

José Andrés pide "acciones sobre el terreno" para combatir las desigualdades

El cocinero José Andrés, Premio Princesa de Asturias de la Concordia 2021, ha pedido este martes a los gobiernos e instituciones que dejen de lado "los discursos que nunca llegan a nada" y pongan en marcha "acciones sobre el terreno" para acabar con las desigualdades en el mundo

WASHINGTON, DC - MARCH 10:  Jose Andres is one of the nations most noted chefs.  He is pictured in his first restaurant in DC, Jaleo on Wednesday March 10, 2010. (Photo by Sarah L. Voisin/The Washington Post)  StaffPhoto imported to Merlin on  Thu Mar 11 16:27:09 2010

"Cuando yo era muy joven, se anunció que se iba a acabar con el hambre, y sabemos que eran palabras simplemente vacías", ha afirmado el chef en una rueda de prensa en Oviedo, donde el viernes recogerá de manos del rey el galardón por su labor al frente de la ONG World Central Kitchen (WCK) de la que se han visto beneficiados miles de damnificados en emergencias alimentarias y sociales.

José Andrés se ha preguntado por qué en los grandes foros internacionales donde se debate sobre cómo acabar con el hambre en el mundo "nunca se invita a una persona que pase hambre" o por qué se sigue "hablando de ayudar a los emigrantes" y este colectivo no tiene "voz propia".

"Los mensajes los dan los que no han padecido esas vicisitudes. Si queremos cambiar el mundo, tenemos que empezar a darle el respeto que esas personas se merecen. La gente no quiere nuestra limosna", ha subrayado el cocinero asturiano afincado desde hace casi tres décadas en los Estados Unidos, donde ha levantado un imperio gastronómico.

El chef, que ha figurado en dos ocasiones en la lista de las 100 personas más influyentes de la revista Time, ha lamentado que exista hambruna mundial, cuando se produce tanto desperdicio alimentario, lo que demuestra que aún "queda mucho por hacer".

Así, a su juicio, es necesario ser "más eficientes" en lo que se produce, pero también en el proceso de distribución y en lo que se cocina.

"Se puede acabar con mucha hambre en el mundo si invertimos en esas soluciones", ha dicho José Andrés, quien también ha defendido que los países cuenten con planteamientos globales y una acción "mucho más local" y que además de crear riqueza en sus territorios lo hagan en los colindantes.

El empresario y filántropo ha explicado que el objetivo de WCK, fundada en 2010 y con la que ha realizado misiones de ayuda a más de una decena de países, repartido cinco millones de comidas y reunido a unos 45.000 voluntarios, es intentar que los afectados puedan vivir "un poco mejor".

"Quiero ser el mejor cocinero del mundo, pero si quiero dejar un legado a mis hijas de un mundo mejor no lo voy a poder hacer desde la comodidad de mi hogar", ha puesto de manifiesto antes de recordar algunas de las escenas que más le han impactado de todas las crisis humanitarias a las que ha acudido, donde la gente siempre le recibe "con los brazos abiertos".

Una de las emergencias que más le ha marcado ha sido la erupción del volcán de Cumbre Vieja, en La Palma, donde ha acudido con la ong para distribuir entre 1.500 y 2.000 comidas diarias a voluntarios y fuerzas de seguridad.

Antes de mostrar su "orgullo" por el trabajo "excepcional" sobre el terreno que están desempeñado las instituciones y los equipos de emergencia, ha anunciado que donará su parte del Premio Princesa a la isla y que doblará esa misma cantidad con su patrimonio y el de su esposa.

"Seguiremos estando allí al lado de la gente hasta que no nos necesite", ha apuntado el asturiano, quien desde 2013 es ciudadano estadounidense y ha sido nombrado Hijo Adoptivo de Washington.

José Andrés sigue poniendo su "granito de arena" para mostrar las "bondades" de España al resto del mundo, para lo que está rodando un documental con seis episodios sobre el país que se emitirá en Discovery Plus a partir del mayo de 2022 para 172 países. EFE

 

Comentarios