jueves 12.12.2019
Miembro de FEMEN

Intenta robar en topless el niño Jesús del Vaticano

Se quitó la ropa y al grito de "Dios es mujer" intentó llevarse la figura del belén

Captura de pantalla 2017-12-26 a las 16.35.03 copia
Captura de pantalla 2017-12-26 a las 16.35.03 copia

Con tal de llamar la atención, el ser humano es capaz de todo. Incluso de intentar robar la figura del niño Jesús de un nacimiento situado en un lugar emblemático y nada menos que por la máxima jerarquía eclesiástica. Eso es lo que ha tratado de hacer una activista del grupo feminista Femen, aunque parece que sin resultado positivo.

La joven activista trató el día de Navidad de llevar a cabo ese robo nada menos que en el Nacimiento de la plaza de San Pedro, en el Vaticano. La mujer, que se lanzó en topless al belén, hecho de piezas que representan el nacimiento a tamaño natural, fue interceptada por uno de los policías que vigilaba la zona. 

Según el fotógrafo de la agencia Reuters, que incluso tuvo tiempo para tomar las fotografías, la activista saltó al interior del nacimiento gritando "Dios es mujer”, el mismo eslogan que llevaba escrito con pintura sobre su cuerpo.

El suceso tuvo lugar unas dos horas antes de que el Papa Francisco pronunciará su mensaje de Navidad en la plaza de San Pedro, que posteriormente llevó a cabo ante 50.000 personas.

Captura de pantalla 2017-12-26 a las 16.44.29

La activista Alisa Vinogradva

La  cuenta de Twitter de Femen, informa que la activista es Alisa Vinogradva y su objetivo era el mismo que persigue el grupo desde su fundación en Ucrania: “La completa victoria sobre el patriarcado”.

La ucraniana fue detenida por "resistencia y por propinar heridas a un representante del orden público, ofensas a confesiones religiosas, tentativa de robo y actos obscenos en lugar público". La joven lanzó súbitamente su bolsa al suelo y levantó su abrigo, dejando ver su pecho, antes de escalar la barrera que protege al pesebre y lanzarse hacia la estatuilla de Jesús, según relató la policía.

Esta tuvo tiempo de mostrar su pecho, donde está escrito el hashtag #METOO seguido de la inscripción "Assaulted by Church" (agredida por la Iglesia). Ademas, una compatriota ucraniana de 22 años, que no opuso resistencia, deberá responder por complicidad en la realización de ofensas a confesiones religiosas y tentativa de robo. Las autoridades decomisaron también teléfonos y ordenadores durante una perquisisción.

Comentarios